Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Riendo, volando se fue

José Carlos Navarro (Mérida)
Redacción
lunes, 28 de agosto de 2006, 01:46 h (CET)
Legando una monarquía que entre todos se transformó en constitucional, no creo que el dictador quisiera más protagonismo después de su muerte. Nada más, que el implacable notario de la Historia. Si el dictador viera su estatua volando y dejando el pedestal de la Academia Militar de Zaragoza, estaría contento. De ecuestre a jinete sobre un pegaso analado. No creo que le gustara presidir una academia militar de un ejercito, cuyas últimas estrategias sean retiradas de un ejercito español de ayuda humanitaria como la de Iraq. O melifluas teorías que asimilan al ejercito con una ONG. El concurso para el pedestal vacante, tiene materia. Ni en España se sirve hasta morir, siendo preferible que maten al soldado antes que él mate por el cometido al ejercito encargado. Un ejercito que suprime las oraciones y laico. Artistas España, los tiene, a buen seguro plasmarán los gustos del ministro Alonso y el gobierno Zapatero.

Lo que no sabemos es si tendrá el beneplácito de los cadetes de la Academia, que a la vuelta del curso se encontrarán sin la estatua del fundador y con el concurso. ¡Al libro de reclamaciones!, que le expliquen porqué cambian las bases fundacionales de lo que fueron a aprender.

Cortina de humo política, con obligados silentes militares. ¿Cual después de ésta, será la nueva batalla del gloriosos ejercito español? De momento no creo que sea cumplir la resolución 1559 de Naciones Unidas de desarmar a las milicias de Hezbolláh del Líbano, como proclamó Zapatero que los dictados de la ONU eran los mandatos que España cumpliría.

Noticias relacionadas

El otro 20N

En la actualidad sigue el mismo partido y otros que mantienen el ideario antidemocrático y fascista

Estrasburgo y la exhumación de Franco. Torra y sus ínfulas

Socialistas y soberanistas catalanes quieren morder un hueso demasiado grande para sus quijadas

En cada niño nace un trozo de cielo

Un privilegio en el ocaso de nuestros andares y una gracia

Por fin

Ya era hora. Por fin han valorado el buen hacer de los malagueños

La dictadura de Amazon

Nueva York y Virginia serás las dos ubicaciones de la sede
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris