Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Pánfilos vendedores de Dioses

José Luis Palomera
Redacción
jueves, 24 de agosto de 2006, 23:35 h (CET)
Cual cotorras, ávidos de idiotizar, ustedes, muchos de ustedes, apenas me dicen que estoy enfermo, tal vez paranoico, que no tengo arreglo o que cambie de camello... Todas estas manifestaciones, que agradablemente leo, no sirven para otra cosa que no sea demostrar la defensa de sus dioses a través de la descalificación personal al que no cree, y a base de triviales palabras de salvación a sus feligreses, cada día menos.

Tres veces he estado a punto de morir y tres veces reclamé a Dios, al Dios que me enseñaron desde pequeño, piedad, las tres veces me escuchó, dos veces pedí al mismo Dios la mayor felicidad de mi vida, y las dos me las dio. Estoy seguro que de pedirle un millón de gracias, un millón de gracias me daría.

¿Y saben ustedes el por qué? Es bien fácil, todas esas cosas me las concedo yo mismo a través de mi conexión energética con el Cosmos, que es el único Dios y Esencia que nos hala, en el todo Espacio, Espacio, agujero negro que se alimenta de energía, Luz cósmica que es todo Dios.

"Dios es mi todo y todo es mi Dios indivisible, imperceptible cual omnipresente Cósmico sin partícula quántica posible". Esto soy yo y todo ser vivo, al menos hoy, en el conocimiento actual y en la fracción de luz Universal que ahora ocupamos.

Ustedes, comensales de Dioses, podrán cantar angelicales canciones de Cielo y Trono divino, pero morirán como todos, idénticamente igual a todos, ya sean Cardenales, Obispos, Papas o Sacerdotes. Morirán porque su cuadratura corpórea, al igual que la de todos, precisa de una combustión gaseosa para poder discurrir en la tierra, además de pensar en el trascurso, mientras la energía que nos creó en su día producida por el Cosmos volverá al Cosmos.

Si ustedes charlatanes, de Dioses me permiten, les diré que yo me puedo equivocar, incluso de respirar pero nunca jamás en cuanto a sus ilógicas tropelías mentales.

Ustedes no son absolutamente nada más que podrida tierra, como yo y todos los seres vivos. Su soberbia es cósmica manifiesta cuando predican ser enviados de Dios y apenas pueden aguantar un apretujón tripero..., ¡Demencial su osadía, demencial! Ustedes son los mayores ignorantes del mundo, incluso me atrevería a decir que algunos interesados. No me cabe tanta ignorancia en personas con unas preparaciones excelentes, de no ser, con el fanatismo de todo Dios y a partir de Dios.

Siglos atrás, cuando el hombre aún andaba sin saber tan siquiera que andaba, parecería lógico pensar en un Universo para nosotros donde la Tierra sería el reino de Dios...

Pero, ¡espabilen de una vez! Dejen de tener miedo a su muerte y teman a su propia vida. Hace poco se han descubierto nuevos planetas y Dios no aparece, hay millones de galaxias y Dios no aparece... ¿Saben ustedes por qué no aparece?..., pues es bien fácil, no aparece por que Dios es el todo, y el todo solamente se podría ver en la quimera inverosímil de “además del todo”.

De corazón les digo que no deseo herir, pero mi razón es tan incuestionable que no hay ni un solo resquicio visual que la invalide.

Si ustedes hablan de fe, me parece bien, pero a ustedes también ha de parecerles bien que yo hable de la realidad quántica, la que se ve, se oye, se siente, se nota.

La Fe es un halo de oxígeno físico que una vez implantado en el cerebro produce resquicios de divinidad.

A diferencia de otras fes, ésta tiene la particularidad de no poder contradecir sus principios por ser la fe principios en sí misma.
Si yo tengo fe en volar, me tiraré al vacío y no volaré, moriré. Sin embargo, los demás seres vivos advertirán que mi fe no era otra cosa que una ilusión paranoica, y nadie más lo intentará.

Sin embargo, la fe en Dios, cielo y salvación que ustedes predican no tiene más comprobación que la propia muerte, luego su fe juega con ventaja, la ventaja de lo imposible de comprobar y lo imposible de comprobar en cualquier matemática cósmica que se use, es una quimera sin ninguna base sólida que se pueda sustentar...

¿Acaso para la ciencia -que es la única verdad comprobada dentro del espacio cósmico mental que ocupamos- es más verdad su Dios que el dragón de cinco cabezas? Pues no, pero los dragones de cinco cabezas provienen de cuentos donde no se puede vivir del ídem.

Miren ustedes, el invento más fructífero de todo Cosmos es precisamente la figura de un creador, el cual soportaría todo el Cosmos en sus manos para regodeo de nuestros jolgorios carnales, fiestas sangrientas, festín de cadáveres, extracción de vísceras de los no creyentes, palacios y tesoros relumbrantes.

El Amor que ustedes predican proviene de Dios, no es cierto, otra cosa es que sus salmos prediquen amor, pero bastaría recordarles los millones de muertes que en su nombre ordenaron sus máximos representantes en la Tierra. El amor que ustedes predican es innato del ser humano y se trasmite de padre a hijos, lo que no es innato del ser humano es el odio que se trasmite a través de la sociedad

La sociedad, tribu de familias, desde siempre predicó escalas sociales distintas, el rey, la reina, el sacerdote, el capitán, el dinero, la belleza, el bienestar, el gobierno..., en esto y no en otra cosa se basa la envidia, el odio, el asesinato, los dioses y las guerras.

No me queda duda de que las religiones son una rémora crucial para la continuidad del ser humano en el Cosmos, si de verdad queremos una sociedad de todos, una fuerza común en defensa de lo único que tenemos, la Vida Terrena, un sólo objetivo para el futuro de nuestra raza, más allá de la estrella Sol.

Por lo demás, decir a quienes me tachan de paranoico que mi paranoia en todo caso la baso en la realidad, y no en creencias paranormales jamás comprobadas. Aunque entiendo que ustedes defiendan su fe, de no ser así su imperio se desmoronaría, algún día ocurrirá sin duda.

Si ustedes entienden para el ser humano, la ilusa fe para ser “Salvados”, yo predico la realidad comprobada para ser “ Salvadores” de otras vidas futuras que también merecen vivir.

Noticias relacionadas

Gobernantes y gobernados

De la adicción a los sobornos, a la adhesión de los enfrentamientos: ¡Váyanse al destierro ya los guerrilleros!

Borrell en retirada o táctica del PSOE

Pátina de sensatez capaz de equilibrar unos nombramientos en su momento tomados como extravagancias

Plagscan desmiente a la Moncloa y R.Mª.Mateo censura la TV1

Un gobierno enfocado únicamente a conseguir mantenerse en el poder

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris