Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Ni éstos ni aquéllos  

El Tribunal del Jurado

Juan Pablo Mañueco
Juan Pablo Mañueco
lunes, 21 de agosto de 2006, 00:19 h (CET)
Ahora vemos que se autorizan actos y conferencias de Batasuna que no se autorizaban hace unas semanas, cuando el juez Grande Marlasca llevaba los asuntos de los que ya se ha hecho cargo nuevamente Garzón, en la Audiencia Nacional.

Lo cual produce una clara impresión de incongruencia... Ante los mismos hechos juzgables, la llamada Justicia parece una veleta, según el viento que cada juez quiera insuflarle a la resolución, que debería ser objetiva y no un capricho personal de quien la pronuncia. ¿Volverán a soplar en otra dirección distinta, a raíz de comunicado/chantaje de ETA del pasado jueves?

La única que se mantiene fiel a su altura de pensamiento de siempre es ETA. Si no se le concede todo lo que exige, volverán a matar y, para la lógica de la banda, los culpables serán... todos los demás, menos ella. Es decir, los asesinados, que ya se sabe que son muy malos.

¿Esta es la ideología que le parece lícito a Garzón que se exponga en la conferencia de Otegui que le ha autorizado en Barcelona?

No. La Gran Garza de Garzón no es una garceta de tan sospechoso nivel intelectual como para no comprender cuál es la ideología filocriminal que expondrá Otegui o cualquier otro de su panda allí donde se les autorice a hacerlo.

Por eso, ante resoluciones tan incomprensibles como la que ha dictado hace unos días se hace necesario reclamar que los jueces puedan ser imputados por sus actos ante el Tribunal del Jurado, no ante Tribunales Profesionales Superiores que quizá estén orientados en la misma dirección política y partidaria que el concolega al que vayan a enjuiciar.

El día que el Tribunal del Jurado pueda procesar a los jueces... las resoluciones judiciales ganarán en coherencia. Pero, sobre todo, la llamada Justicia comenzará a ser independiente: independiente de los provechos personales de los jueces, que, a lo peor, dictan resoluciones pensando más bien en su carrera que en las leyes.

Noticias relacionadas

Monumento al abuelo desconocido

Hemos visto abuelos que han sido el fiel guardián de sus nietos, horas y horas del día dedicadas a ellos, sin descanso ni pausa

120 años del arriado de la bandera española en La Habana

La ceremonia que simbolizó la renuncia de España sobre Cuba

Bersuit Vergarabat y el museo de grandes decepciones

Proyectos artísticos como Bersuit Vergarabat ayudan a transitar por este mundo aciago

Los taxistas, Ávalos (Fomento) y el control de los alquileres

“En el mejor de los casos, la consecuencia de fijar un precio máximo a un artículo determinado será provocar su escasez.” Henry Hazlitt

Foro de Davos y globalización

Es positivo que se reúnan muchos jefes de gobierno de todo el mundo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris