Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   La tronera   -   Sección:   Opinión

Zapatero en la encrucijada

Jesús Salamanca
Jesús  Salamanca
lunes, 21 de agosto de 2006, 00:19 h (CET)
Me resisto a pensar que en algún momento nuestro presidente pueda ser rehén de la banda armada y sus acólitos. Releo el último programa electoral del PSOE y compruebo que se rechaza “…cualquier negociación que implique el pago de un precio político democrático por el fin de la violencia”. Eso me tranquiliza, a la vez que me proporciona la necesaria confianza para exigir con firmeza su cumplimiento. Hay que seguir dando todo el margen de confianza al Gobierno, pero sin que juegue con el vocablo ‘cumplimiento’, por aquello del ‘cumplo’ y ‘miento’. Sería doloroso, a la vez que absurdo, que se hiciera realidad el pensamiento de L. Dumur, respecto a que “la política es el arte de servirse de los hombres haciéndoles creer que se les sirve a ellos”.

Por otra parte es fácil comprobar que la conducta del ejecutivo está resultando hiriente para un importante sector de la sociedad que no entiende los contactos con la banda sin la entrega previa de las armas, su rendición y el arrepentimiento de los verdugos. Esas tres premisas deben hacerse con luz y taquígrafos, ya que su ausencia hará que se pierda el horizonte de la realidad y del sentido común. Un gobierno democrático negociando con una banda de asesinos, cuya actividad se financia mediante la extorsión, no se concibe en ningún Estado de Derecho, salvo que existan deudas pendientes: pactadas y no confesadas. En este sentido hay que desconfiar de las declaraciones y amenazas de la banda, efectuadas por zafios y siniestros intereses.

Vinieran a cuento, o no, hemos escuchado absurdas declaraciones -- por irreflexivas y extemporáneas -- del presidente del Partido Popular y del dúo “Zaplebes”, pero no menos llamativas – por divergentes y esperpénticas -- han sido las efectuadas por Pepe Blanco y Pérez Rubalcaba, en muchas ocasiones. No es de recibo que Gobierno y oposición pierdan perspectiva de la situación por dedicarse al insulto mutuo y a la permanente acusación. La ciudadanía merece todo el respeto y durante todo el tiempo, no solo antes de cada convocatoria a las urnas.

Se observa con preocupación el afán desmedido del Gobierno por estar en la procesión y repicando, lo que le lleva a desconcertar a propios y extraños. No se puede tener “dos yernos con una hija”. Pero en la actualidad, con la confusión social que parece rodear al mal llamado “proceso de paz”, sí parece posible para el Gobierno.

Si en las reuniones internacionales la aspiración del presidente Rodríguez Zapatero es “sacar una nota como sea”, también nos preocupa que en los contactos con la banda terrorista predomine ese “como sea”. Sería muy duro que el verdugo llegara a alardear de sus actos frente a la víctima. Al igual que sería muy doloroso que la paloma de la paz estuviera contagiada con la gripe aviar.

Noticias relacionadas

Gobernantes y gobernados

De la adicción a los sobornos, a la adhesión de los enfrentamientos: ¡Váyanse al destierro ya los guerrilleros!

Borrell en retirada o táctica del PSOE

Pátina de sensatez capaz de equilibrar unos nombramientos en su momento tomados como extravagancias

Plagscan desmiente a la Moncloa y R.Mª.Mateo censura la TV1

Un gobierno enfocado únicamente a conseguir mantenerse en el poder

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris