Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Al aire libre  

Anotaciones de verano

Pascual Falces
Pascual Falces
viernes, 18 de agosto de 2006, 19:22 h (CET)
La forzada ausencia vacacional de la cúpula dirigente del país simplifica la observación de la actualidad. Al menos de lo que se puede llamar la “actualidad momentánea”. La otra, la que lleva su inercia, y se arrastra con el devenir de los tiempos –que diría un “enterao”-, sigue su curso imparable, y, hasta cierto punto, ajena a los meneos que se le quieren propinar para modificar su trayectoria.

En consecuencia, se ve al español “veraneando”, olvidando los madrugones que por rutina dejan de serlo, los atascos, y la pistola en los riñones de la hipoteca (mibor arriba, mibor abajo), avanzado el libro de vacaciones, embellecido el rostro con la mano de nogalina que otorga la exposición al sol, y, todo lo más, pensando -los pesimistas-, que ya se consumió la mitad del verano.

Este afán común al ser humano de “vivir la vida” –la que sólo se vive una vez, o la de “a vivir, que son dos días”-, y que sólo los muertos tienen resuelto, se consume entre bañadores, playeras, y paellas. España se va “empapuzando” de emigrantes atraídos por el bienestar de años de desarrollo democrático y Unión Europea. ¿Cuántos veraneantes en las playas tinerfeñas no han hecho prácticas de Ong ayudando a desembarcar de un cayuco? Los incendios de Galicia, o se investigan a fondo, o darán pábulo, de nuevo, al deambular de las meigas. ¿Cómo puede arder una región entera?... hectárea más o menos.

La ONU, una vez alcanzado Israel sus objetivos tras treinta y tantos días de “rodillo” aéreo y terrestre, autoriza una fuerza de interposición. “O, los separa alguien, o se matan”, venía pensando mucha “gente” con el periódico entre las manos. Más, el “duelo a garrotazos”, entre vecinos y con los pies enterrados en el mismo suelo, no termina, como es lo deseable. Los unos se reforzarán con sus correligionarios, y los otros con la aprobación de EE.UU. Sin ser derrotista, se verá reiniciar la demencial tunda. Esto sí que es el “devenir de los tiempos”.

"Algunos se comportan considerando que el hombre es el único artífice de su destino, como si Dios no existiese, llegando a veces incluso a negar que haya espacio para él en nuestro mundo", ha dejado caer Benedicto XVI en pleno descanso estival, afrontando uno de los ejes de su preferencia patriarcal: la vigencia de la fe en el mundo contemporáneo. "Se está tan ocupado en las cuestiones de cada día que se olvida la verdad de la fe", ha explicado. "¿Cómo hacer para que este signo luminoso de esperanza sea percibido cada vez más en la sociedad de hoy?", se pregunta el Papa, alentando a no perder nunca "la perspectiva de la eternidad, la única realidad que puede dar valor auténtico a los hechos históricos y sobre todo al misterio de la fragilidad humana, del sufrimiento y de la muerte".

Noticias relacionadas

Monumento al abuelo desconocido

Hemos visto abuelos que han sido el fiel guardián de sus nietos, horas y horas del día dedicadas a ellos, sin descanso ni pausa

120 años del arriado de la bandera española en La Habana

La ceremonia que simbolizó la renuncia de España sobre Cuba

Bersuit Vergarabat y el museo de grandes decepciones

Proyectos artísticos como Bersuit Vergarabat ayudan a transitar por este mundo aciago

Los taxistas, Ávalos (Fomento) y el control de los alquileres

“En el mejor de los casos, la consecuencia de fijar un precio máximo a un artículo determinado será provocar su escasez.” Henry Hazlitt

Foro de Davos y globalización

Es positivo que se reúnan muchos jefes de gobierno de todo el mundo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris