Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Ver   juzgar y actuar   -   Sección:   Opinión

Buenos y malos

Francisco Rodríguez
Francisco Rodríguez
jueves, 17 de agosto de 2006, 00:27 h (CET)
Puede causar cierta perplejidad ver el amistoso trato que le dispensa la izquierda “progre” a personajes tan turbios como Castro, Chávez o Evo Morales y el permanente ataque a los Estados Unidos al que se le ataca tanto por lo que hace como por lo que no hace. El desastre iraquí se pone cada día de manifiesto, pero los muertos diarios que allí se producen no los provocan, pienso yo, la presencia nortemaericana sino la larga guerra entre las distintas facciones de Irak en donde no se encontrarían armas de destrucción masiva pero existía una masiva cantidad de armas en manos de chiítas, sunnitas o kurdos ¿no era detectable? Pertenece a los futuribles saber si estos enfrentamientos disminuirían o aumentarían si los americanos abandonaran este desgraciado país. Sadam mantenía el orden por el terror y gaseaba a sus enemigos, aunque tuviera tantos defensores de oficio en Occidente. Fue derrocado y bien derrocado está.

También es curioso comprobar como se quiere equiparar Hizbolá a Israel cuando la tal Hizbolá es una organización terrorista alojada en el Líbano y apoyada por Siria e Irán cuyo objetivo declarado es eliminar al estado de Israel para siempre. Estos países también gozan de cierta simpatía entre los “progres” lo que no será por sus virtudes democráticas sino simplemente porque son enemigos de los norteramericanos.

Pienso que toda la simpatía izquierdista y progre a estos países no nace del amor a los cubanos, a los palestinos, a los irakíes, a los sirios o a los iraníes sino del odio a los Estados Unidos. Odio ya viejo que nació el siglo pasado en la gran confrontación marxismo / capitalismo que se mantuvo durante la guerra fría. Era la gran lucha entre buenos y malos en la que cada parte se adjudicaba la bondad y marcaba a la otra con el conjunto de todos los males. Bien es verdad que los marxistas jugaban con ventaja. Las profecías y dogmas de Marx eran profesados con entusiasmo y difundidos desde las Universidades, por una buena parte de los intelectuales del Occidente capitalista, utilizando la libertad ideológica inherente a las democracias. Por el contrario, dentro del bloque comunista no había lugar para la difusión de otros credos, ni siquiera para otras variantes de lo mismo, que serían ahogadas siempre en sangre o en el hielo de los Gulag siberianos.

Pero las profecías no se cumplieron y aunque ya se sabía desde bastante antes, no hubo manera de seguir ignorando el gran fracaso comunista después del 89. Ya no resultaba posible seguir identificando al marxismo con “los buenos”, los que iban a liberar al mundo de la esclavitud y alineación capitalista, pero podían seguir señalando como “los malos” a los países capitalistas, especialmente a los Estados Unidos y a denigrarlos se han aplicado sobre todo los que se dicen progresistas, aquellos fervientes devotos de Marx que se quedaron a la intemperie con la caída del muro.

En esta clave pienso que hay que interpretar tantas cosas como se dicen hoy. Cualquier cosa es útil si la podemos utilizar en contra de USA. Señalándolos como tontos y perversos se puede distraer la atención de lo que ha pasado en el mundo y al mismo tiempo anunciar el caos que viene en forma de desastre ecológico, aumento del hambre, guerra de culturas, etc. Hay en marcha un proceso de sustitución de las profecías. Ya no se espera la salvación del mundo gracias a la dictadura del proletariado, lo que se anuncia es su perdición por culpa de los Estados Unidos. Oscuro futuro en el que no tenemos porque creer, aunque todos estemos llamados a despejarlo de incógnitas, a discernir si las propuestas que se nos hacen nacen del odio o del amor. La influencia del odio para transformar el mundo en un infierno está a la vista. La influencia del amor para hacer un mundo más vivible está para muchos por estrenar.

Noticias relacionadas

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal

Los ejes sobre los que Hitler construyó el Nazismo

La historia que sigue después es conocida, y sin embargo sus promesas nunca fueron cumplidas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris