Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Los bienes morales de Setién

José Carlos Navarro (Mérida)
Redacción
jueves, 17 de agosto de 2006, 00:27 h (CET)
Explica Séneca ,en "De la constancia del sabio y que en él no puede caer injuria", que la justicia no puede sufrir lo injusto, por no ser compatibles dos contrarios, y la injuria no puede hacerse si no es con justicia. Es justo el planteamiento de la Conferencia Episcopal y su vicepresidente monseñor Cañizares, plantear la unidad España como un bien moral, del que la tradición católica ha sido su columna vertebral. Su contrario es afirmar que esto es un planteamiento indebido desde la propia Iglesia, como hace el obispo emérito de San Sebastián, José María Setién. Para él no es ése el problema, sino la antítesis de conocer si la España no unitaria es un mal moral.

Viniendo de la docta Roma, la intelectualidad crítica es propia en la Iglesia, pero no la que se echa piedras sobre su propio tejado. No es de justicia, dudar como lo hace Setién del bien moral de la unidad de España, afirmando que ésta no tiene por que ser un mal necesariamente, "por lo que ello no significa que esa unidad haya ser el único bien moral que se pueda defender". Indagar las bases para el bien moral de la disgregación de España, es ir contra su unidad sin siquiera discutir por qué la última es justa. Si se apoya tácitamente el separatismo se está defendiendo lo contrario del bien moral unitario. Se injuria además a los españoles que como tal se sienten. Pero si no es la injuria que define Séneca que debe hacerse con justicia, ¿qué tipo de injuria es la que hace Setién a los que creen en España como bien moral?

Noticias relacionadas

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo

La revolución del afecto como primer efecto conciliador

Nuestro agobiante desconsuelo sólo se cura con un infinito consuelo, el del amor de amar amor correspondido, pues siempre es preferible quererse que ahorcarse

¿Qué se trae P. Sánchez con Cataluña?

Se dice que hay ocasiones en la que los árboles no nos dejan ver el bosque

¿Nuestros gobernantes nos sirven o les servimos?

Buscar la justicia, la paz y la concordia no estoy seguro de que sea al principal objetivo de los gobernantes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris