Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   El espectador   -   Sección:   Opinión

Pajín, de profesión socialista VIP

Jorge Hernández

jueves, 17 de agosto de 2006, 00:27 h (CET)
No alcanzo a comprender como parte del dinero de mis impuestos puede ir destinado a costear el sueldo de la secretaria de Estado de Cooperación Internacional Leire Pajín. La interfecta, la preparó y muy gorda el otro día en el aeropuerto de Menorca porque no le dejaban utilizar la sala VIP de la instalación. La sacerdotisa del progresismo de pandereta, después de disfrutar de unos días de asueto, exigía al personal de AENA relajarse en tal insigne lugar mientras esperaba su vuelo a Madrid.

La muy cínica parece no conformarse con la sala de espera como cualquier viajero normal. ¿Saben lo que hizo? Removió cielo y tierra incluida La Moncloa, visiblemente nerviosa, dando un penoso espectáculo y profiriendo ensordecedores gritos , tal y como ha declarado personal de tierra del aeropuerto, para conseguir el permiso y obtener la consideración de pasajero VIP en su calidad de ‘secretaria de estado’.

Me llama poderosamente la atención esta actitud, consistente en confundir el cargo con las prebendas del mismo, tan propia de los nuevos ricos, en la línea de su jefe Rodríguez Zapatero. Nada que ver, como ven, con ese ‘Código del buen gobierno’ que nos quisieron hacer comer con patatas.
Leire Pajín, joven licenciada en sociología, con la que tengo la mala suerte de compartir disciplina, no es la primera vez que monta numeritos de este estilo. Conviene recordar que no hace mucho protagonizó un bochornoso espectáculo en un avión de Iberia.

La tipa regresaba a España procedente de México junto a un pequeño séquito de ayudantas en la causa diplomática. Pues bien, aprovechando que por lo visto, el uso del ‘minibar’ es gratis en la clase ‘business’, se dedicaron a libar ‘cubas libres’ de ron propiciando una juerga trufada de risas y ordinarieces que molestaron severamente al resto del pasaje y que no paró hasta que las diplomáticas españolas se quedaron dormidas en sus asientos.

Conocemos sólo algunos pocos tristes episodios de estas características, como aquel vergonzoso de Maputo con Pajín y De la Vega bailando vestidas de indígenas lugareñas al son de ritmos ancestrales, pero yo, como contribuyente, enfurezco imaginándome lo que desconocemos. ¿Se imaginan lo que hubiera sucedido en una democracia seria con un político que hubiera viajado borracho en un viaje oficial transoceánico? Yo sí, porque estas desfachateces pasan factura en paises normales.

Lo que pasa es que Leire Pajín es progre, y por el hecho de serlo y proclamarlo ante el mundo, goza de una envidiable salud moral y ética que ya quisiéramos para nosotros los que la criticamos y no poseemos su ‘codiciable’ estatus, y además estamos donde tenemos que estar, porque no hay otro lugar: En el pozo del fascio.

Noticias relacionadas

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal

Los ejes sobre los que Hitler construyó el Nazismo

La historia que sigue después es conocida, y sin embargo sus promesas nunca fueron cumplidas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris