Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Galicia

Eva Fernández (Madrid)
Redacción
martes, 15 de agosto de 2006, 23:47 h (CET)
Se habla del desastre urbanístico de Marbella y se detiene a gente realmente indeseable, pero resulta que si analizamos lo que está pasando, con sólo dos neuronas, nos podemos dar cuenta de que “quien esté libre de pecado que tire la primera piedra” quiero decir que ,desde luego, siempre bajo mi punto de vista, todo aquel que se quiera enriquecer a costa del uso especulativo del suelo es culpable sin excepción, luego culpables los hay a millones. Quizás los de Marbella sean más llamativos por votar sucesivas veces a un personaje como el Sr. D. Gil, pero toda España está llena de este tipo de personas (¿quién no quiere ganar unas pesetillas a costa del terrenito? Al fin y al cabo ¡unos litros de agua menos para poder regar el campo de golf que significan!).

Pero yo empecé a escribir esto porque quería hablar de Galicia, la tierra de mis abuelos, de mis padres y hermanos. Nunca me gustó el victimismo del Nunca Mais, nunca lo creí y ahora veo que no andaba desencaminada. A Galicia fue mucha gente a ayudar, Galicia recibió el apoyo incondicional de toda España, hasta el punto de que aquella tierra a la que hasta entonces sólo íbamos los cuatro fieles (incondicionales de las inclemencias del tiempo) a deleitarnos y buscar un poco de sosiego, siempre respetuosos con lo que allí nos ofrecían; comenzó a llenarse de veraneantes; los voluntarios habían descubierto aquellas costas maravillosas y las dieron a conocer a todos sus allegados. Los veraneantes empezaron a llegar en masa y los gallegos, creo que no me confundo si afirmo que bastantes de ellos a costa de los ingresos recibidos con dudoso derecho por el “Nunca Mais” (de repente todo el mundo tenía una barca, o su economía dependía de las riquezas del mar "que el Prestige había destruido" (aquí no vendría mal editar una información en la que se traten los métodos de pesca de nuestros barcos o de los furtivos que esquilman las rías gallegas con sus capturas a base de nasas o la sobreexplotación de mejilloneras, la recogida furtiva (aunque a la vista de todos) de percebes y mariscos, o... ¡uf! no soy experta en el tema, pero sugiero que alguien se ponga en contacto con alguno para que elabore la noticia) han descubierto al fin el filón y han decidido aplicarse a ello con premura, no vaya ser que las leyes se endurezcan o que los Ayuntamientos sean tomados por gente "honesta" (que supongo aún quedará) y se han lanzado a convertir sus tierras en un tsunami invertido (lo digo con toda la seriedad del mundo).

Así que se están aplicando en crear un nuevo Vélez Málaga, un nuevo Benidorm, una nueva Santa Pola, etc., para lo cual hace falta quemar mucho, pero que mucho ¿qué?, bueno y aquí volvemos a lo de los culpables.

Noticias relacionadas

Los patinetes de nuestra niñez hoy artefactos motrices de mayores

Un inesperado giro del medio de transporte urbano, que ha cogido con el pie cambiado a los ayuntamientos de las grandes ciudades

Mohamed VI. Liderazgo positivo en el Magreb

Un liderazgo positivo pone a Marruecos al frente de la modernidad, la tolerancia religiosa y el pluralismo en su región

Octogenaria Paca y nonagenaria Ida

La Aguirre octogenaria lee con calma en el escenario. La Vitale vitalista, todavía se queda hasta altas horas de la noche escribiendo

Enrarecido ambiente

Estoy convencido de que es precisa la salida de "cum fraude" del Gobierno para empezar a ver la luz

Política idealista y realista

G. Seisdedos, Valladolid
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris