Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Contar por no callar   -   Sección:   Opinión

Metro, ni rigor ni transparencia

Rafa Esteve-Casanova
Rafa Esteve-Casanova
@rafaesteve
domingo, 13 de agosto de 2006, 21:37 h (CET)
Cuando ocurrió el pasado 3 de Julio el accidente que sembró el luto entre 43 familias valencianas el President de la Generalitat, Francisco Camps, declaró que la Comisión de Investigación encargada de establecer las causas del fatal accidente trabajaría con “rigor y transparencia”. Desde el primer momento fuimos muchos los que sospechamos que las conclusiones de la citada Comisión investigadora no esclarecerían los hechos y que las mismas serían las que al Partido Popular le interesaran pues para eso cuenta con mayoría absoluta en las Cortes valencianas. Y así ha sido, la Comisión de investigación más corta de todas las creadas hasta la fecha ha establecido que el accidente fue inevitable y que la única causa fue el exceso de velocidad. Y este ha sido el dictamen que los votos mayoritarios de las señorías populares aprobaron el pasado día 11. Aunque los dirigentes populares no debían tener la conciencia muy tranquila cuando denegaron que la votación se celebrara en secreto. La fuga de algún que otro voto del sector zaplanista o de algún diputado con problemas de conciencia hizo que la votación fuera pública para que ninguna oveja se saliera del redil.

Francisco Camps fue un invitado de piedra en la sesión que aprobó el dictamen. Sentado en su escaño, con el semblante hierático, escuchaba sin alterar el rictus las peticiones de dimisión que los representantes de la oposición iban solicitando en sus intervenciones, pero el verbo dimitir no se conjuga en las filas de los partidarios de la gaviota. Sobre la cabeza de Camps y desde la tribuna de invitados una mujer mostraba al auditorio la foto de su madre muerta en el accidente. Camps ni se inmutó, se limitó a enviar a los ujieres para que la foto fuera retirada. Otros familiares de fallecidos mostraban su repulsa por los pasillos del Palacio de Benicarló sede de las Cortes Valencianas. La televisión pública que pagamos todos los valencianos con nuestros impuestos también callaba. En otras ocasiones por el segundo canal se restrasmiten los plenos de las Corts, en esta ocasión no interesaba que el pueblo se enterará de lo que se cocía en aquel viejo palacio. Ese es el rigor y la transparencia del Partido Popular.

La Comisión investigadora nació ya viciada. Los populares vetaron la mayoría de comparecencias solicitadas por la oposición. La documentación se retuvo durante todo un día en los despachos del grupo popular y el tiempo real para estudiarla y preparar las comparecencias ha sido de cuatro escasos días hábiles. Al Partido Popular le interesaba enterrar cuanto antes el recuerdo de los 43 muertos que, tal vez, se podían haber evitado dotando al metro de las oportunas medidas de seguridad en lugar de desviar el dinero que para este objeto se enviaba desde el Gobierno central a otras partidas presupuestarias. Si el accidente era inevitable, ¿por qué ahora van a instalarse las balizas que los sindicatos llevaban tiempo pidiendo?. Camps que no abrió la boca delante de los diputados al finalizar la sesión y después de una corta reunión con su grupo apareció ante la prensa para declarar que hacía suyas las conclusiones aprobadas con los votos populares. Uno de los periodistas presentes preguntó “¿Tras 43 muertos, que más tiene que pasar para que haya dimisiones?”. El President sin alterar un solo músculo de su rostro le miró y se fue sin dar una respuesta.

Saliendo de las Corts y dando una ojeada al boletín oficial de la Generalitat valenciana pudimos enterarnos que el Gobierno de Camps había aprobado una modificación de créditos por la que siete millones de euros que estaban en los presupuestos para infraestructuras hidráulicas y de transporte desaparecían de ese epígrafe destinándose su importe al pago de sentencias judiciales y a satisfacer intereses de demora por facturas pendientes. Ese es el rigor y la transparencia que se gastan los populares que vienen gobernando la Comunitat Valenciana cual si se tratara de su propio cortijo.

Noticias relacionadas

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia

¿A quién voto en las próximas elecciones andaluzas?

Los socialistas han gobernado en Andalucía desde 1982 sin interrupción y no hemos salido del vagón de cola

Macron y Mohammed 6 en tren de alta velocidad

Mientras otros países del Magreb se resisten a la modernidad, Marruecos se suma a la carrera espacial y viaja en trenes de alta velocidad

¿Hacia un Brexit traumático?

La irrupción de fuerzas centrífugas consiguió la victoria inesperada

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris