Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Columna de opinión   -   Sección:   Opinión

Más que sospechas

Victoria Lafora
Redacción
sábado, 12 de agosto de 2006, 15:04 h (CET)
Un anciano de noventa años, una mujer de setenta, son alguno de los extraños incendiarios detenidos por prender fuego a los montes gallegos. Si a esto se suma la aparición de artefactos explosivos, cartuchos y la extraña habilidad de prender la mecha cuando el viento es mas favorable, comienza la sospecha. Cada vez hay más gallegos convencidos, como el ministro Rubalcaba, de que hay una organización criminal detrás de tanto fuego. Cuando el responsable de Interior dijo el viernes que los incendios respondían a una planificada estrategia no estaba improvisando nada. Solo trasladaba las sospechas que Policía y Guardia Civil le han hecho llegar, que responden a las investigaciones que llevan realizando desde hace una semana, y que apuntan a una trama criminal que coordina y ordena cada mecha que se prende.

Esta organización podría estar pagando a incendiarios tan pintorescos como los dos ancianos detenidos. También despierta las sospechas de la Guardia Civil el que, por primera vez y con la clara intención de asustar a la población, los incendios cercan núcleos urbanos y amenazan a capitales como Ourense o la propia Santiago de Compostela. Hay más de veinte detenidos y de sus declaraciones seguramente se llegara a saber que hay detrás de tanto daño y con tanta saña. Pero lo cierto es que, a día de hoy, los incendios han conseguido trasmitir la imagen de descontrol, impotencia e ineficacia del Gobierno gallego desbordado por los acontecimientos. Otros intereses en juego pueden ser los urbanísticos dado que las áreas devastadas, próximas a las ciudades y con una calificación de suelo rústico, son más fáciles de recalificar, haciendo trampas, que el monte. Sin olvidar que su valor de mercado es mucho más alto.

Esté el "ladrillo" detrás, oscuras venganzas, chantajes de empresas no contratadas, o razones aún más tenebrosas, lo cierto es que ahora la prioridad es apagar el fuego. Pero luego, inmediatamente después, hay que saber lo que ha pasado porque a los gallegos, que llevan una semana viendo como apagan uno y se provoca otro, no se les tranquiliza con el argumento de que todos los pirómanos de esta país se han dado cita este verano en sus tierras.

Noticias relacionadas

Los patinetes de nuestra niñez hoy artefactos motrices de mayores

Un inesperado giro del medio de transporte urbano, que ha cogido con el pie cambiado a los ayuntamientos de las grandes ciudades

Mohamed VI. Liderazgo positivo en el Magreb

Un liderazgo positivo pone a Marruecos al frente de la modernidad, la tolerancia religiosa y el pluralismo en su región

Octogenaria Paca y nonagenaria Ida

La Aguirre octogenaria lee con calma en el escenario. La Vitale vitalista, todavía se queda hasta altas horas de la noche escribiendo

Enrarecido ambiente

Estoy convencido de que es precisa la salida de "cum fraude" del Gobierno para empezar a ver la luz

Política idealista y realista

G. Seisdedos, Valladolid
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris