Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Columna de opinión   -   Sección:   Opinión

Muy tarde, muy lejos

José Cavero
Redacción
viernes, 11 de agosto de 2006, 09:06 h (CET)
Se queja la oposición de que Zapatero ha tardado cinco o seis días en llegar a los fuegos gallegos. Se satisface Maragall de que el Estatuto haya llegado más allá de donde nunca pudo haber llegado un gobierno autonómico, casi rozando la condición de Estado, casi rozando la condición de Constitución.

Parece que en el proceder de la política se hace preciso exagerar un poco para 'vender' mejor el producto. Es lógico que la oposición reclame más y más. Si Zapatero no acudió al incendio forestal de Guadalajara, y si criticó hasta la saciedad que Aznar se vanagloriara de no acudir a pisar el chapapote del Prestige, es lógico y legítimo que se le critique cuando ha interrumpido su estancia entre los volcanes de Lanzarote y en su retiro familiar de La Mareta "nada menos" que seis días después de que se iniciara la temporada alta de los incendios forestales gallegos, con altísima probabilidad de que estén siendo provocados por algún "agente desestabilizador". ¿Ha acudido pronto o tarde, y ha solicitado ayudas comunitarias con presteza o con indolencia, el gobierno de Zapatero y de Cristina Narbona? A quien se les estaba chamuscando el césped del jardín propio, obviamente, la espere le habrá resultado agónica e interminable. A quienes aún esperan en Guadalajara, pudiera resultarles de agravio comparativo la urgencia en atender las necesidades galaicas.

Y en cuanto al Estatuto de Maragall, Mas, Carod y compañeros, no vendría mal recopilar lo que han dicho sobre el texto, para bien o para mal. Que Maragall sea ahora quien se jacte de haber conseguido el mejor estatuto de los posibles, con la mayor autonomía de las imaginables, y que haya sido Artur Mas quien haya refrenado tanta pasión valorativa también parece lógico y natural. La condición de nacionalista de Mas nunca permitirá la satisfacción plena en un texto "concedido por el Estado". De igual manera que lo sorprendente y lo extraño sería que el PP diera saltos de alegría por la entrada en vigor de un texto que combatió desde el primer al último día, y del que también predijo los presagios más siniestros: rompe España., termina con el régimen, resquebraja la unidad naciona.... A simple vista, nada de eso ha acontecido, pero Rajoy sigue con su camisa a rayas de oposición feroz y sin pausa veraniega, recurrente ante el Constitucional y reprochando que Zapatero aún no se haya enterado de los incendios gallegos, demasiado a menudo comparados con el Prestige interior. Los políticos, a menudo, resultan demasiado predecibles. Como si fueran elegidos por ciudadanos con tara.

Noticias relacionadas

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia

¿A quién voto en las próximas elecciones andaluzas?

Los socialistas han gobernado en Andalucía desde 1982 sin interrupción y no hemos salido del vagón de cola

Macron y Mohammed 6 en tren de alta velocidad

Mientras otros países del Magreb se resisten a la modernidad, Marruecos se suma a la carrera espacial y viaja en trenes de alta velocidad

¿Hacia un Brexit traumático?

La irrupción de fuerzas centrífugas consiguió la victoria inesperada

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris