Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Ni éstos ni aquéllos   -   Sección:   Opinión

La tregua-farsa se juega a dos bandas

Juan Pablo Mañueco
Juan Pablo Mañueco
viernes, 11 de agosto de 2006, 00:09 h (CET)
EL “PARTICULAR” que había convocado la manifestación para este domingo en San Sebastián ha retirado su solicitud. Ha bastado con que el juez Garzón quisiera formularle algunas preguntas para que las verdaderas intenciones del acto no pudieran ser ocultadas.

Ahora, los otros convocantes, ya menos “particulares”, que la pregonaban veremos cómo actúan de aquí al domingo... Aunque todos hemos podido observar que el Gobierno vasco SÍ pensaba autorizarla o la “resignación” -sin obras- del Gobierno español y de la Fiscalía General del Estado.

La actual tregua-farsa no llega a tregua-trampa, como la anterior, sino que el libreto que se viene ensayando y negociando desde muchos años antes de que se diera aviso al público de que comenzaban los contactos “oficiales” no carece de ningún componente farandulero, propio de la fábula.

Excarcelación de Otegui de otros compañeros de su banda; Fiscales solícitos por otro bando; emplazamientos imperiosos de la banda al Gobierno de España, que Zapatero cumple inmediatamente, por su bando; encuentros políticos con un grupo ilegalizado pero que se reúne ante la prensa, en conversaciones ya a dos bandas...

Y ahora la manifestación que iba a celebrarse el domingo, y que admitían ya todos los bandos.

¿En qué quedará, finalmente? De momento, ya todos podríamos ir extrayendo enseñanzas del comportamiento de la banda y de todos los restantes barandas... en esta nueva escena de la farsa.

Noticias relacionadas

La dictadura de Amazon

Nueva York y Virginia serás las dos ubicaciones de la sede

De idiotikos y politikois

En la antigua Grecia los asuntos de Estado concernían a todos los habitantes de la “polis”

La vieja heroína del barrio

La Policía da la alarma, y varias instituciones que combaten la drogadicción y asociaciones vecinales lo corroboran: la heroína ha llegado de nuevo a los barrios

Marx y los vacíos por colmar

El marxismo-leninismo malogró, y continúa haciéndolo, todo cuanto de acertado propusiera Marx

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris