Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Momento de reflexión   -   Sección:   Opinión

De la poligamia

Octavi Pereña
Octavi Pereña
miércoles, 9 de agosto de 2006, 23:55 h (CET)
Robert Daura, en su escrito "El Declive", presenta la posibilidad de que la poligamia se introduzca en Europa con la llegada masiva de emigrantes islámicos. Su inquietud la provoca el hecho de que "un notario holandés haya casado a un varón con dos mujeres a las que dice amar por igual".

El posible problema de la poligamia no se encuentra exclusivamente en la inmigración islámica. Lo tenemos dentro de nuestra sociedad tal como nos lo recuerda el escrito que sirve de base para el presente comentario.

Una condición para que el estado de Utah pudiera ser admitido en la Unión en 1890 era el abandono de la poligamia por parte de los mormones. En 1928se produjo una escisión en la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los últimos Días. Los escindidos se instalaron en Short Creek, enclave situado a horcajadas de Utah y Arizona para seguir practicando la poligamia. La nueva comunidad fundo la Iglesia Fundamentalista de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, que se la conoce con las siglas FLDS. Esta secta que tiene unos 10.000 fieles se describe a si misma como una comuna de fieles laboriosos que viven apartados de un mundo hostil. Su forma de vida sencilla y el aislamiento autoimpuesto ha escondido alarmantes secretos que ahora empiezan a conocerse Un exhaustivo comentario escrito por David Kelly y Gari Cohn del equipo de periodistas de The Times, publicado el 12 de mayo de 2006 deja entrever desde un principio la magnitud de la criminalidad que se esconde detrás de las sigla FLDS: "Documentos judiciales, reportajes y entrevistas realizadas por The times durante el pasado año muestran que las autoridades de la iglesia incumplen sistemáticamente las leyes del estado y las federales y persistentemente niegan los derechos y las libertades, especialmente de las mujeres y los niños". El hecho de que todo esto haya ocurrido durante todos estos años y también de que la justicia no haya estado allí para proteger a las mujeres y a los niños…de las asombrosas violaciones de los derechos civiles, es un desconcierto", dijo Mark Shurtleff, fiscal general de Utah. El mismo letrado añade: "No quisiera acusar a los estados de Utah y Arizona, pero mea culpa, somos responsables".

Entre los miembros de la secta se obliga a niñas de 13 años a casarse. Los abusos sexuales son el plato del día. Se esconden violaciones y quienes abusan de los niños, las leyes religiosas los protegen. Se expulsa a los niños, se les abandona como si fuesen perros o gatos y por la fuerza se les aleja de las familias con el propósito de reducir la competencia entre los hombres para que puedan disponer de más mujeres. Los niños. Normalmente abandonan la escuela a la edad de 11 ó 12 años para trabajar en peligrosos y duros empleos en la construcción. Las niñas laboran en el hogar manteniéndolo ordenado allí donde conviven familias numerosas con muchas madres y decenas de hijos, comiendo por turnos en malas condiciones. Las esposas se les amenaza con enviarlas a psiquiátricos si dejan de ser "dulces" u obedientes a sus maridos.

Warren Steed Jeffs es el líder de la secta, con el título de "profeta" que le da absoluto control sobre la más mínima conducta de sus seguidores. Ordena los matrimonios. Separa a las familias. Expulsa a los residentes a capricho. Incluso decide cuando las parejas pueden o no tener relaciones sexuales. Ahora, Jeffs se encuentra en paradero desconocido. Es un fugitivo cuyo nombre aparece en la lista de las 10 personas más buscadas por el FBI. Las autoridades estatales y federales le acusan de violación, relación sexual con una menor, conspiración y huida para evitar el juicio.

Recientemente, alguno que abandonaron la comunidad han contado a los investigadores los horrores de la represión y abusos que sufrieron detrás de la fachada de piadosa devoción, de fe y de familia. Brent Jeffs, sobrino del actual "profeta" huido de la justicia, dice que fue repetidamente sodomizado a partir de los 5 años por su tío. Sara Hammon, hija de un destacado dirigente de la iglesia que tenía 19 esposas, fue tratada deshonestamente de una manera persistente por su padre, incluso la manoseó estando en el lecho de la muerte.

Son numerosos los testimonios de jóvenes que relatan los horrores que sufrieron. Lo asombroso del caso es de que a pesar de las muchas acusaciones presentadas en contra de FLDS , las autoridades no hayan actuado y, si lo han hecho ha sido con mucha lentitud. Las dudosas maneras de comportarse la secta eran un secreto a voces en Utah y Arizona. Las agencias sociales y los políticos conocían desde hacía mucho tiempo que se practicaba la poligamia y que muchachas menores de edad se las casaba con hombres que bien podrían ser sus padres. "Habíamos oído hablar de ello, pero nunca lo comprobamos. No le prestábamos la debida atención", dijo Dahl Bradfield, sheriff de Lincoln County, Nevada. Las autoridades conocían que las leyes locales de Colorado City y Hildale las aplicaba un juez polígamo y las hacían cumplir policías también polígamos.

En el año 1953 el gobernador de Arizona J. Howard Pyle ordenó una redada policial contra FLDS. Le salió el tiro por la culata ya que le supuso un desastre político: perdió la reelección. La conducta abusiva de la secta ha podido durar tanto tiempo "porque quienes tenían poder para hacerlo, miraban hacia otro lado. No sé como podían dormir", dijo Buster Johnson, supervisor de Arizona.

La policía de Colorado City ha tenido durante mucho tiempo la fama de proteger y servir a los intereses de la secta antes que a los de las sociedad. Los agentes de policía que cubren Hildale, según se informa, se les selecciona a dedo por los dirigentes de FLDS y la llamada al 911 es lo mismo que llamar a FLDS, dicen los investigadores. Antiguos policías e investigadores estatales afirman o que la policía ignora las acusaciones de abusos o que las envían a la iglesia antes que a los fiscales. Paul Musser, que fue chofer de la policía de Colorado City y que fue testigo de lo que ocurría en la comisaria, dijo. "Los crímenes sexuales se los trataba muy finamente, muy discretamente. Se los enviaba al profeta". Se puede alargar la lista de alegatos contra la policía por su relación con FLDS.

Aún cuando muchos agentes de policía tenían diversas esposas, las autoridades estatales habían intentado eliminar la poligamia, un delito en Utah y una violación de la Constitución de Arizona. Las autoridades estatales contrataron los servicios de un abogado para controlar el área.

Durante los años 1966 a 1985, es decir, diecinueve años, la oficina del sheriff de Mohave County contrató los servicios de Sam Barlow, miembro de FLDS, casado con tres esposas. En una declaración jurada, Sam Barlow afirma: "Dije a cada sheriff con quien trabajaba acerca de mi familia y antecedentes religiosos antes de empezar a trabajar con ellos, todos lo comprendían". Durante el ejercicio de su cargo, Barlow fue acusado de contribuir a la expulsión de quienes perdían el favor de FLDS, arrojar a niños a la calla y de ingresar a mujeres en psiquiátricos sin previo procedimiento judicial. Cuando Arizona intentó expulsar a Barlow de su cargo en 1988, las declaraciones juradas de jefes de policía, supervisores del condado, un juez de paz, agentes de policía de transito, políticos en ejercicio, lo defendieron.

"Desde el momento que conocí a Sam comprendí que era polígamo como miembro de la comunidad religiosa de Colorado City, y esto no fue nunca un secreto, siempre es un asunto personal y privado y nunca interfirió en el desempeño de sus obligaciones de hacer cumplir la ley", dijo Ira Schoppman, quien fue sheriff en Iron County, Utah. Cuando Barlow dejó su cargo se convirtió en sheriff de Colorado City hasta que se jubiló en 1992.

Repito, el peligro de la implantación de la poligamia no se encuentra en la inmigración. El enemigo se haya agazapado en el seno de nuestra sociedad tal como nos lo hace ver el extenso artículo de Kelly y Cohn publicado en The Times. Al finalizar su comentario los periodistas escriben: "La Iglesia Mormón que prohibió la poligamia en 1890 y expulsó a quienes la practicaban se ha mantenida muy tranquila ante los informes de los abusos, dando poco apoyo a los grupos que intentan prestar ayuda a las víctimas de FLDS. La Iglesia ha intervenido en el matrimonio gay, en la enmienda de la igualdad de derechos, incluso ha hecho una declaración sobre la serie "Big Love" , que trata la poligamia, pero ha permanecido muy silenciosa en aspectos que afectan a FLDS y de la poligamia real, excepto para decir que está prohibida a los mormones.

Ron Barton, un investigador que trabaja con el fiscal general de Utah y experto en comunidades polígamas, ha dicho: "Este es un problema que la Iglesia mormón ha creado y que debe resolver…La apatía se debe al hecho de que muchos en Utah y Arizona son descendientes de polígamos. Creen que la poligamia puede volver, así que no toman medidas enérgicas". Los dirigentes de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días no ven los excesos que comete FLDS como algo de su incumbencia. Michael Otterson, portavoz de la Iglesia Mormón ha dicho: "La Iglesia no puede asumir el papel de gobernante o de hacer cumplir la ley. No se le ha encargado de hacer el trabajo de los funcionarios elegidos. No podemos esperar tal cosa de ninguna otra iglesia de la sociedad americana. La iglesia sólo puede levantar su voz y exponer sus preocupaciones, lo cual lo ha hecho".

La poligamia estaba extendida en las sociedades paganas. Cuando el apóstol Pablo escribe a su discípulo Timoteo y le dice que quienes aspiraban a ser obispos en las iglesias locales debían ser "maridos de una sola mujer" (I Timoteo,3:2), está recordando el principio del matrimonio monógamo instituido por Dios al principio de la existencia humana: "Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne" (Génesis,2:24) y, confirmado por Jesús cuando los fariseos le preguntaron acerca del divorcio para ponerle en un aprieto (Mateo,19:1-6). La influencia del cristianismo en nuestra sociedad occidental ha contribuido a implantar el matrimonio monógamo. Pero es del dominio público que el cristianismo ha perdido influencia social debido al abandono de sus creencias básicas y a la multitud de delitos sexuales que cometen los hombres de iglesia y que se silencian lo mejor posible. Si un sector de la sociedad pide el derecho a que los homosexuales y lesbianas se puedan casar y las leyes lo reconocen, ¿qué impedirá que en su momento se solicite la poligamia y las leyes la reconozcan como opción legítima? Si el lector es escéptico, recuerde que cierto número de personas no se oponen abiertamente a la poligamia porque esperan que vuelva a implantarse legalmente.

Noticias relacionadas

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia

¿A quién voto en las próximas elecciones andaluzas?

Los socialistas han gobernado en Andalucía desde 1982 sin interrupción y no hemos salido del vagón de cola

Macron y Mohammed 6 en tren de alta velocidad

Mientras otros países del Magreb se resisten a la modernidad, Marruecos se suma a la carrera espacial y viaja en trenes de alta velocidad

¿Hacia un Brexit traumático?

La irrupción de fuerzas centrífugas consiguió la victoria inesperada

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris