Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Libros

Etiquetas:   Literatura por entregas   -   Sección:   Libros

El Principado de la Fortuna/Capítulo XI

Palacete de Ahmed Lakkhoua, 4 de mayo de 2012
Carlos Ortiz de Zárate
miércoles, 26 de junio de 2013, 08:57 h (CET)
El Principado de la Fortuna/Capítulo X (2ª parte)

Maquiavelo

Empiezo a agobiarme de tanto dar vueltas a la historia de los Sevilla. ¿Cómo llegaron estos documentos?. Las fechas de los envíos son muy distantes de las de la llegada. Fernando Sevilla indica no haber enviado los libros contables y aquí están. ¿Quién miente y por qué lo hace? ¿Para qué preocuparme si no puedo resolver enigmas cuya resolución carece de interés?. Me preocupa mucho más conocer las razones por las que Ahmed tenía tanto interés en que los leyera.

He aprendido con esta lectura, quizá mucho más de lo que el propio Ahmed esperara. Ya lo creo que he aprendido, ya no veo estas poblaciones nómadas como “periféricas”, por no utilizar el término más adecuado de “marginales”; en efecto, han jugado un papel capital en el desarrollo de dos grandes civilizaciones que perviven, la occidental y la islámica. Me parece un detalle interesante la presencia de los judíos.

¡Lástima que Maquiavelo limitara sus planteamientos sobre el poder a los “príncipes”, para muchos César Borgia o Fernando de Aragón! Éstos, obviamente, no surgen de la nada y pese al error, “El Príncipe” ha marcado más el pensamiento político que el propio Aristóteles.

Hoy ha llegado Ahmed, tras un largo periplo por Azawad y por Mauritania; estoy impaciente por un encuentro que, espero, me aclarará terribles dudas que ahondan una profunda angustia. En efecto, las noticias son demoledoras. Lamentablemente, el MNLA se ha precipitado demasiado en la toma de Azawad. La región, ya de por sí marginada y castigada por todos los tráficos malévolos, sufre de una grave sequía; el pasado otoño, los observadores internacionales advertían del riesgo de una grave crisis alimentaria en el Sahel. También la inestabilidad política de Mali ha sido el argumento utilizado por la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDAO) para decretar, el 2 de abril, un embargo total a Mali. Tras la declaración de independencia de Azawad, el mismo organismo ha decidido una intervención militar. Se trata de un territorio inmenso, que alcanza las ¾ partes de Mali, desértico, con escasa densidad de población, 1,3 millones de habitantes, con población esencialmente nómada y con escaso control de la administración, que se adentra en el Sahel por donde comunica con 7 estados: Mauritania, Níger, Mali, Burkina Faso, Argelia, Chad y Libia, los tuaregs están repartidos en todos ellos.

Así, en noviembre de 2009, aterrizó en Tarkint, cerca Gao, un Boeing 727 procedente de Venezuela y cargado de cocaína. La última se esfumó en el desierto. Se apunta a complicidades que llegan hasta el depuesto presidente Amadou Toumani Touré, pasando por diputados de la región, militares, etc.

Hay diversos grupos armados, además del MNLA, los dedicados a los tráficos ilegales, al robo y al crimen, los que persiguen fines religiosos: AQMI y un grupo derivado del mismo, MUJAO; Ansar Dine y especialmente en Gao, un grupo islamista procedente de Níger, Boko Haram y en Tombuctú, un nuevo Frente de Liberación Nacional de Azawad (FLNA), compuesto por árabes.

A lo expuesto hay que añadir el hecho que Azawad no solamente está habitado por tuaregs, sino que éstos comparten el territorio con poblaciones sonikés, sonriáis, markas, nonos, peuls, moros, rimaïbés, bellas, sourakas, árabes, Bozos…

Los medios de comunicación carecen de corresponsales en la zona y utilizan comunicados de los diferentes grupos implicados, testimonios de personas residentes en la zona e incluso las redes sociales, que han jugado un papel importante en la difusión de las opiniones de los habitantes de las ciudades conquistadas por los rebeldes.

En este contexto, las manipulaciones tienen el camino abierto; un buen ejemplo es el informe «Mali: War Crimes by Northern Rebels. Armed Groups Commit Rape, Use Child Soldiers», emitido por Human Rights Watch, el pasado 30 de abril, en el que se acusa al MNLA de cometer actos deplorables, como raptos, violaciones, robos y sobre todo, el recurso a los niños soldados. El MNLA, en su web, ha denunciado lo que es evidente: la falta de credibilidad de una evaluación de Azawad que se realiza por unos encuestadores instalados en Bamako durante 10 días.

Hay muchos intereses en mostrar que la conquista de Azawad ha sido un verdadero desastre. En Gao se asaltaron los 6 bancos, el hospital, las farmacias, los organismos gubernamentales, las sedes de las ONGS, los comercios y los dos mercados del centro. Los islamistas de Ansar Dine se han presentado como los garantes del orden, reúnen a los jefes de tribu y religiosos y les proporcionan números de teléfono de contacto, bajo la promesa de acudir en su ayuda y de hecho, presumen de haber logrado reparaciones y protecciones.

Ahmed lo tiene muy crudo, ya desde la toma de Tessalit inició su batalla por alejar al MNLA de toda colaboración con los radicales islámicos; su lucha, hasta el momento, ha tenido escasos resultados, porque Iyad Ag Ghali mantiene un gran predicamento entre los tuaregs, especialmente en la región de Kidal, de donde procede éste y en los Ifoghas, muy influyentes en la federación de tribus tuaregs. También cualquier alejamiento del Islán podría contrariar a las milicias moras, influyentes en Gao y Tombuctú. El hecho es que Ansar Dine se ha hecho fuerte en Kidal, Gao y Tombuctú y que el MNLA se concentra en los aeropuertos, bases militares y zonas estratégicas.

El MNLA ha tomado iniciativas importantes. Ha hecho de Gao la capital provisional y sede de su Comité ejecutivo y de la Coordinadora de la Sociedad Civil de Azawad. El 12 de abril la última, que reúne a los representantes de las ONGs, de los barrios y de las aldeas, de las facciones, de tribus, de asociaciones de mujeres y de jóvenes, eligieron a Mohamed ag Rhosmane como presidente, mientras se crea un gobierno provisional.

Los días 25 y 26 de abril se han debatido todas las medidas a tomar para establecer el orden y antes de la clausura ha habido una intervención de las mujeres, en la que han puesto de manifiesto su participación en la lucha, reclamado la salvaguarda de sus derechos y condenado e invocado el abandono de Azawad de los grupos terroristas que persiguen otros fines que los del MNLA.

Mientras los islamistas exaltados exhibían sus fuerzas y Hamada Ould Khaïrou, dirigente del movimiento Unicidad de la Yihad en África Occidental (MUJAO) ha hecho alarde de una campaña masiva de reclutamiento de tropas para crear una brigada islámica, especialmente en Gao y Tombuctú.

En Nuakchot, capital de Mauritania, el 15 de abril, se iniciaron, oficialmente, conversaciones entre el MNLA y una delegación de Mali, dirigida por Tiébilé Dramé, en representación del presidente interino Dioncounda Traoré. Esta reunión había sido precedida por encuentros no oficiales, en los que ha jugado un papel muy importante Nina Wallet Intalou, tuareg, de la tribu de los Idnane y miembro del comité ejecutivo del MNLA, exilada en Nuakchot. Para algunos la Pasionaria tuareg. Fue elegida alcaldesa de Kidal en 1997, pero los islamistas exaltados le impidieron ejercer.

Estas negociaciones, pese a las buenas relaciones entre las partes, en boca de los representantes de las mismas, Hama Ag Mahmoud por el MNLA, no han logrado grandes avances, puesto que las reivindicaciones del último: referéndum sobre independencia o federación de Azawad, no son asumibles por Mali. El otro escollo es que para muchos de los miembros del MNLA, el gobierno provisional de Mali no es un interlocutor válido y requieren la instalación de un gobierno emanado de las urnas para firmar un acuerdo.

Ansar Dine ha jugado con ventaja. En primer lugar, no reivindica una ruptura de Mali, sino la imposición de la Sharía en el conjunto del territorio; en segundo lugar, reclama la mediación del Alto Consejo Islámico de Mali, al que ha entregado 200 soldados del ejército de Mali, que había hecho prisioneros en la conquista de Azawad.

Ahmed se ha abstenido del protocolo que nos habíamos impuesto. Ha disimulado mal los rasgos de cansancio y de amarga decepción que le delatan. Me he precipitado a su encuentro y nos hemos fundido en un abrazo en el que ambos hemos tratado de encontrar los ánimos que nos faltan y hemos llorado sin falsos pudores.

El silencio ha sido roto por la llamada de Sophie. Apenas me deja dudar unos segundos y él mismo abre la comunicación. Nuestra interlocutora parece tan afectada como nosotros, el silencio se apodera de los tres. Ahmed salta al ruedo, desganado.

-Nos están ganando la partida mediática y están sembrando el pánico y la confusión en las poblaciones de Azawad. Tienen muchos más disponibles de los que hubiéramos podido esperar y están comprando muchas voluntades, sobre todo entre los jóvenes. Sin embargo, el MNLA y una gran parte de la población están dando pruebas de madurez y de organización. La batalla no está perdida, pero…

Me mantengo en silencio. La llamada de Sophie me ha caído como un chorro de agua helada. ¡Esperaba tanto el encuentro con Ahmed! ; lo necesitaba y siento que hubiera sido necesario antes de comunicar con extraños. Sophie no se corta un pelo.

-De aquí no podéis esperar mucho más de lo que ya tenéis. Está cantado que Hollande ganará las presidenciales. Yves tiene que regresar antes de que se produzca la transferencia de poderes. No tenemos forma de explicar su presencia allí.

No tengo fuerzas o interés para responder. El comentario me parece obsceno e inoportuno. Ahmed me dirige una mirada de complicidad que me anima a responder.

-Mensaje recibido. ¿Hay algo más que debiéramos saber? Despacha, tenemos otras prioridades.

-¡Me encanta verte sarcástico! Te va bastante mal… Ya no hay forma de justificar tu misión y el jefe ha decidido que no existe o hubiera existido, tienes que volver cuanto antes.

Me sorprendo a mí mismo y con mayor razón, sorprendo a Ahmed.

-Ahora empieza, realmente, mi misión, querida. El MNLA es la única alternativa para limpiar esta zona de toda la mierda que hemos metido entre todos. No es momento de fallarles, como siempre hemos hecho. Mi presencia junto a Ahmed, en momentos como los actuales, es absolutamente fundamental, tanto aquí como en el exterior.

-¿Qué?

-Lo que estás oyendo.

-Deliras, querido amigo.

-No es eso, estoy más lúcido que nunca. Si cae el MNLA habremos logrado crear un polvorín que terminará por estallarnos en nuestras propias narices… Alguien tiene que recurrir al sentido común…

Me callo, porque sé que todos mis esfuerzos son inútiles. De pronto comprendo la razón por la que Ahmed había insistido tanto en que leyera las memorias de los Sevilla ; aquí estaban esos almorávides exaltados de los que la familia había pasado la vida huyendo, los que destruyeron los imperios de Ghana, de Mali y todos los que surgieron con el comercio del tráfico caravanero del Sahara. Escucho, como si se tratara de un murmullo lejano, la conversación entre Ahmed y Sophie. No me siento involucrado, me divierto comprobando que el primero tiene muchas más cualidades diplomáticas que la segunda. ¿Para qué sirve la Escuela Nacional de Administración francesa si cualquier berebere que vive la marginación del Sahara es capaz de comprender lo que Sophie no puede hacer?.

Los súbditos de Alfonso X eran mucho más afortunados que lo fueran los de los reyes « Católicos », que arruinaron España con la consolidación de enormes latifundios, con la expulsión de productores y promotores judíos y mozárabes y con la venta de España al capital de los judíos Fugger. ¿Cómo explicar que Holanda fuera el beneficiario del descubrimiento y explotación de América?.

Cuando escucho a Sophie me vienen a la mente todos estos pensamientos y el hecho de que se nos ha formado en todas estas mentiras y crímenes; comprendo más que nunca a los Sevilla, a los Lakkhoua y a nuestros antepasados de apellido desconocido. Comprendo a unos tuaregs que luchan para limpiar su tierra.

Reina el silencio; Sophie y Ahmed han terminado su conversación y el último se limita a mirarme, a ofrecerme la pipa de kif y a esperar que pase mi tormenta. No pasa, sino que estalla; nunca había llorado con tanta rabia y con tanto miedo. Mi anfitrión respeta escrupulosamente mi intimidad y solamente cuando he recuperado la calma me indica, con una voz que me acuna, como nunca he sido acunado.

-Tienes que volver. Aquí nada puedes hacer por nosotros. Allí…

Le interrumpo sin pasión.

-Allí tampoco, hermano. Los tuaregs solamente son una carta que Francia juega a su antojo.

-Necesitamos aliados hasta en el infierno. Nuestra desgracia proviene del exterior y también de allí tiene que venir nuestra salvación. No es necesario que te recuerde el papel que está jugando el diputado François Alfonsi en el Parlamento europeo.

-Lo único que logró fue un llamamiento de Estrasburgo para que se « establezca un diálogo con el MNLA, al objeto de lograr una verdadera estabilidad en esa región del mundo». Frío, distante y de escasa eficacia, como hemos podido comprobar desde que se pronunciara, el pasado 17 de abril. El Parlamento Europeo no es sino una farsa de parlamentarismo. Esta la Comisión, presidida por el enchufado de Bush, Barroso, está el euro grupo, está la crisis y están los recortes. ¿Qué su puede esperar del Parlamento Europeo?.

-Por lo pronto, la reunión del próximo 25, en la que se nos escuchará en voz de nuestros representantes del MNLA. Lo que nos enseña el desierto es la paciencia, querido hermano. Nunca se nos ha escuchado tanto. Alfonsi también está logrando fortalecer nuestra unión con los bereberes.

-Y alarmar a los Estados creados por los colonizadores, que los han englobado. Nadie quiere un África apaciguada que defendería sus tesoros…

-Todos sabemos eso, pero mientras tanto, seguimos avanzando.

-Flotando en la sangre de las víctimas.

-¿Te crees el único en lamentarlo? ¿Qué piensas que estamos haciendo?.

-Perdona, hermano. No me refería a…

-Correrá mucha sangre; mucha más de la que deseamos, pero correría mucha más si no hubiéramos logrado hacer comprender al resto de la humanidad que esto es un polvorín que terminará por estallarles en las propias narices.

-Yo me quedo. No me serviría de nada volver, porque ya estoy quemado. No podré ocupar mi puesto aunque quisiera y la verdad es que no quiero hacerlo…

-Nada has aprendido de los Sevilla, de los Lakkhoua o de nuestros antepasados de apellido desconocido…

-Te equivocas, he aprendido que impera Maquiavelo y que mientras no logremos destronarlo, todos los esfuerzos serán inútiles…

-Las memorias nos llegaron de Santo Domingo, ¿Crees que Fernando Sevilla logró cruzar el océano?.

-No lo sé y para mí carece de importancia. Estaba inmerso en un polvorín.

-Considero que luchaba por la supervivencia de…

-¿De qué?.

-Aún tenemos el negocio.

No tengo respuesta.
Comentarios
Carlos Ortiz de Zárate 27/jun/13    18:31 h.
jose fernandez morán 27/jun/13    10:53 h.
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

La falsedad

Un microcuento de Esther Videgain

“La homeopatía es la poesía de la medicina”

Entrevista a Pablo Queralt

Paseo

Un poema de Esther Videgain

El desamor

Un microcuento de Esther Videgain

Poescultura

Atraemos un poema inspirado por la obra de la escultora Elena Blanch González
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris