Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Columna de opinión   -   Sección:   Opinión

Este otro terrorismo

Pedro Calvo Hernando
Redacción
miércoles, 9 de agosto de 2006, 09:25 h (CET)
Demasiadas pistas como para no entrar en serias sospechas sobre la catástrofe incendiaria de Galicia. Dicen que hay en España más de cien enfermos pirómanos. Pero ya los había antes de que se desencadenara esta ronda asesina. Dicen también que detrás hay rencillas y venganzas personales. Demasiada maldad para atribuírsela sin más a la ciudadanía gallega, tan honrada y respetable como el resto de los españoles. Hay más, hay más. Tiene que haber motivaciones específicas, tiene que haber razones relacionadas con cambios que se hayan producido en Galicia en los últimos tiempos. Hay cambios que generan revoluciones en las expectativas de ciertas minorías de personas. Puede haber quien no admite que las cosas cambien y para impulsar sus designios nada mejor que arruinar las fuentes que causan el fin de sus expectativas. Gobernar la izquierda en Galicia después de decenios y de siglos es un contratiempo demasiado fuerte como para que no se movilicen ingenios ancestrales e intereses centenarios. El fuego, para algunos, todo lo purifica.

Puede que ya no sean los intereses directamente inmobiliarios, tras la sabia modificación de la Ley del Suelo. Puede que haya quien juegue a no enterarse de esa reforma legal... o a preparar para sus hijos y nietos un futuro más allá de treinta años. Puede que haya otros intereses menos visibles o más sofisticados que los inmobiliarios y que se allanen sus caminos por tan expeditivos procedimientos como los de arrasar y arruinar bosques y tierras sagradas. Intereses que piensan no se verán satisfechos bajo una filosofía de gobierno y de convivencia tan distinta de la que imperó a través de los tiempos. Y no estoy hablando de conxuros ni de meigas, sino de gentes más reales y prosaicas que todo eso. Pero hay que tener la valentía de meterse por esos vericuetos para indagar en el pensamiento misterioso de los terroristas del fuego, tras agotar las sendas de lucha contra el otro terrorismo, ahora dormido o desvencijado. Pongamos contra este nuevo terrorismo al menos la décima parte de esfuerzo que contra el otro.

Noticias relacionadas

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal

Los ejes sobre los que Hitler construyó el Nazismo

La historia que sigue después es conocida, y sin embargo sus promesas nunca fueron cumplidas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris