Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Cartas al director   -   Sección:   Opinión

250 millones de menores de edad

Valentín Abelenda, Girona
Lectores
@DiarioSigloXXI
viernes, 21 de junio de 2013, 11:44 h (CET)
Son niños forzados por sus propios padres a trabajar porque no pueden permitirse el lujo de enviarlos al colegio y que necesitan de sus salarios de miseria para sobrevivir. Muchos de ellos, incluso, son vendidos como los antiguos esclavos.

El destino de muchos de estos niños, incluso menores de diez años, son las fábricas semiclandestinas donde no se observan las más mínimas condiciones de salubridad. También los hay porteadores, mineros, vendedores ambulantes o simplemente criados, cuando no son reclutados como soldados por ejércitos de mercenarios. Cambiar esta dramática situación es una de las metas de los misioneros, como es el caso de las Misiones Salesianas que en el Día Mundial contra el trabajo infantil reclamaban nuestra atención. Bajo el lema “No estoy en venta”, los salesianos presentes en 130 países solicitaban ayuda para sacar adelante numerosos proyectos de reinserción social y familiar, casas de acogida, orfanatos, escuelas y formación profesional. Valga como dato adicional que 20 euros bastan para alimentar a un niño durante un mes en Bolivia o para tratar de malaria a tres personas.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

El histrionismo de P. Sánchez, muestra de la peor demagogia

“Enséñale a ignorar los gritos de las multitudes que solo reclaman derechos sin pagar el costo de sus obligaciones” Abraham Lincoln

Usar la libertad y la razón para ser personas

Cuidado con las ideas que tratan de imponernos

Gobierno y la campana Montserrat

Dolors fue la campana salvadora

Rufián situacionista

La política institucional ofrece diariamente los más chuscos espectáculos

Planck y el cálculo

Max Planck revolucionó la Física de su tiempo y es un modelo de integridad moral
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris