Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Copo   -   Sección:   Opinión

La perla

En política es más difícil encontrar la perla, tal vez porque tiene poco de poesía y menos de amor
José García Pérez
viernes, 21 de junio de 2013, 07:44 h (CET)
De todas las parábolas -esa forma de enseñar al pueblo con sencillos cuentos extraídos de la vida común- contenidas en los libros que parecen narrar los dichos y hechos de Jesús de Nazaret, hay uno de gran contenido plural, quiero decir aplicable a otras vivencias más allá de la estrictamente religiosa. El cuento, la parábola en cuestión, es la pequeña historia del mercader de perlas, el agente comercial ocupado en la compra y venta de las mismas que, un día cualquiera, se encuentra con “la” (artículo determinado) perla, y contento y entusiasmado vende todas las que tenía para adquirir la del encuentro, la del hallazgo; el Carpintero compara esa (la) perla con el reino, Reinado de Dios quizá sea más teológico.

En el campo del amor este ejemplo es fácilmente comprendido por los que aman, una muy rara especie en peligro de extinción. A veces los hombres y mujeres andan entretenidos en la búsqueda del otro/a. Van encontrando en su camino la diversidad cultivada, o sea, un collar de perlas iguales para él o ella. Un día, porque sí, no existe más explicación para estas cosas, se encuentra o reencuentra con el otro/a que no forma parte del collarín, y todo se hace fiesta.

En política es más difícil encontrar la perla, tal vez porque tiene poco de poesía y menos de amor. Además, están los otros mercaderes de la cosa política para hacernos ver que lo que parece relucir como perla verdadera no es más que mera perla cultivada.; una más del clónico collar de la bisutería ramplonera de escaparate que tiene la política. Y aparecen los servidores durmientes de los poderes, los que no se encuentran en las listas de afilados, pero son.

Escudriñan en los titulares de lo mediático creyendo o queriéndonos hacer creer que los titulares son la verdad, o sea, el reino y la perla. Y a partir de ello, intentan destrozar la visión real de lo que acontece en esta España que todo lo acoge y todo lo silencia.

Vano empeño, pues la ciudadanía sabe a la perfección que la clase política es un burdo collarín de perlas cultivadas, o sea, sin valor.
Comentarios
cheap michael kors 30/jul/14    02:09 h.
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

¿Intenta Israel expulsar a los palestinos de Cisjordania y Gaza?

¿Será Jerusalén la capital única e indivisible del Gran Israel?

Cuando la mentira es la norma

Zoido miente en el Senado

El desconcierto de Maroto

Mi entrega a las causas que considero justas han sido a cuenta de mi tiempo y de mi hacienda, sin esperar canongías

¿Quién cree en el acatamiento constitucional del nacionalismo?

“Este país siempre será nuestro” Ernest Maragall

Tozudas incertidumbres

Nos presentan demasiadas soluciones alternativas sin fundamento; es curioso ver sus procedencias, salud, política...
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris