Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Columna de opinión  

El otoño del patriarca

Lorenzo Bernaldo de Quirós
Redacción
lunes, 7 de agosto de 2006, 15:41 h (CET)
El traspaso de poderes en Cuba a raíz de la enfermedad del dictador que tiraniza la isla desde hace casi cincuenta años significa poco, mucho o nada. Si el comandante vuelve a estar en forma, nada habrá cambiado y los cubanos seguirán sin libertades y sin prosperidad. Si fallece, nada será igual y se abrirá un período que, guste o no a la jerarquía comunista, supondrá el fin de un régimen que durante medio siglo ha arruinado al país y ha privado de los más elementales derechos a sus ciudadanos. El "ni un paso atrás ni uno adelante" formulado por el hermano-heredero del sátrapa recuerda mucho y tendrá el mismo valor del "todo está atado y bien atado de Franco". Con la desaparición de Castro sólo quedaría en pie la dictadura estalinista coreana.

Castro es un personaje siniestro y corrupto. Según Forbes, su fortuna personal es fabulosa y, por supuesto, está depositada en los bancos del mundo capitalista. Durante décadas, él y sus amigos han expoliado Cuba con mucha mayor rapacidad que la de los antiguos gobiernos de la Isla, incluido el de Batista. La gerontocracia cubana constituye un ejemplo de libro de los desarrollos más perversos de la vieja utopía marxista-leninista convertida en un instrumento de explotación de una clase, el grueso de la población, por una minoría sedienta de riqueza y de poder. Sobre la muerte y la miseria de su pueblo, Castro y sus secuaces forjaron su poder y su fortuna.

Las esperanzas liberadoras de la revolución castrista se esfumaron en la historia hace décadas. El legado de Castro es un país arruinado y tiranizado en el que se han sacrificado dos generaciones enteras a mayor gloria de los sueños del comandante. Su heredero de verdad no será el pobre Raúl, el Hermanísimo, sino Chávez que lleva camino de convertir Venezuela en la Cuba del siglo XXI. La muerte de un ser humano no es nunca algo de lo que alegrarse pero la hipotética desaparición de Fidel constituye hoy la principal esperanza para que millones de cubanos recobren la esperanza y el control de su destino.

Noticias relacionadas

El Gobierno se humilla ante el chantaje del separatismo catalán

“ Un apaciguador es alguien que espera que el cocodrilo se coma a alguien antes que a él” Wiston Churchill

Todos ellos dicen NO al Especismo

A algunos ciudadanos en China: Perros y Gatos también aman sus vidas

Andalucía, una ocasión para la izquierda

​​El ministro de Agricultura, Luis Planas, fue el orador invitado por la Agencia de Noticias Europa Press en su último Desayuno Informativo

Observaciones singulares

No basta con hablar de encuentros, es necesaria una mayor discriminación de los contendios tratados

Mantenerse en sus trece

Es triste contemplar la terquedad y cabezonería de los políticos y su incapacidad de dialogar ni de buscar puntos de encuentro
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris