Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   A Vueltas con España  

Un político normal y del PP

José Luis Gómez
Redacción
lunes, 7 de agosto de 2006, 15:41 h (CET)
Será el verano o lo que sea, pero reconforta saber que en el PP hay políticos normales. Es el caso de Alberto Núñez Feijóo, entrevistado ayer a lo grande en el diario al que otros dirigentes de su partido ni le conceden declaraciones, en una clara señal de la anormalidad democrática que vivimos. Núñez Feijóo ejerce de gallego, que es lo que es, pero habla claro en El País de religión, sexo, política autonómica, diálogo con el nacionalismo y tantas otras cosas que, por desgracia, no son posibles en otros líderes del PP que sólo saben mirar atrás y destilar rencor, sin que el antaño liberal Mariano Rajoy haga nada por remediar esta situación tan lamentable como enfermiza.

Núñez Feijóo es un hombre joven, hecho a sí mismo -estudió con becas-, que está en el PP como podría estar en cualquier partido liberal europeo o americano, capaz, por tanto, de reivindicar su libertad de conciencia en relación a la defensa de los matrimonios gays y al que no le gusta que le llamen conservador. Pudiera parecer otro Ruiz Gallardón, pero no lo es. Su gran hándicap es que no tiene poder real en sus manos, ni en las instituciones, ni en un territorio y, a este paso, ni siquiera en su partido. El suyo parece ser un tiempo de futuro, para el momento en que otra generación coja las riendas del PP y haga del mismo un partido de centro derecha, capaz de dialogar con todo el mundo, con pragmatismo.

Políticos como Núñez Feijóo son, por otra parte, los únicos que pueden hacerle daño electoral al PSOE, al que cada vez le va mejor con personajes como Acebes y Zaplana, quienes cada día que hablan desocupan el centro, esa franja que para algunos no existe pero que a la hora de la verdad da la mayoría a unos o a otros. "No tengo ningún miedo a los poderes fácticos de mi partido", proclama Núñez Feijóo, acaso sin saber lo que esos poderes piensan hacer con él.

Noticias relacionadas

El protocolo del juramento de cargo público

La fórmula de juramento para la posesión del cargo público ha ido sufriendo modificaciones al hilo de los cambios del régimen político en España, desde el año 1958 hasta 1979

Sentido positivo de las enfermedades

La enfermedad compartida con Jesús por la fe es una fuente de consuelo y de crecimiento espiritual

Tan solo unas horas antes (I)

La sanidad, es un bien universal, al que todos tenemos derecho. Pero, ¿vamos a recibir una sanidad de calidad, en la que se prime la medicina rural?

Ucrania eligió como su gobernante a un cómico a quien tomó en serio

Zelensky ha ganado con más del 70% de los votos a su rival, el actual presidente Petro Poroshenko

Carta abierta a Gloria Serra, columnista de La Vanguardia

“El primer paso de la ignorancia es presumir de saber” Baltasar de Gracián
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris