Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

Pruebas nucleares sin explosiones

Victor Litovkin
Redacción
domingo, 6 de agosto de 2006, 21:58 h (CET)
La semana pasada el ministro ruso de Defensa, Serguei Ivanov, inspeccionó el polígono nuclear situado en el archipiélago Nueva Zembla.

Rusia siempre ha velado y vela por modernizar su arsenal nuclear. Es una tarea prioritaria mientras en el mundo exista el club oficial de potencias nucleares y el no oficial, y el arma nuclear no deje de cumplir su misión de disuasión del agresor, por no mencionar el problema de seguridad en los almacenes de municiones nucleares, pues el control de los mismos es imprescindible.

No obstante, їcómo dar solución a este problema, habida cuenta que Rusia, a diferencia de algunos otros socios del club nuclear, ratificó el Tratado de Prohibición Total de las Pruebas Nucleares (CTBT en inglés)? Los expertos llegaron a la conclusión compartida de que únicamente tales ensayos permiten controlar el estado en que se encuentran las cabezas nucleares operativas y desarrollar las nuevas con el fin de instalarlas en nuevos misiles tanto balísticos como tácticos. Aunque la prensa no comenta los desarrollos en éste último ámbito, eso no significa que los trabajos permanezcan paralizados.

“Nos regimos por criterios realistas y seguimos de cerca el acontecer mundial –dijo el ministro de Defensa en el encuentro con el personal de mando del polígono-. Rusia cumple con sus compromisos en materia de pruebas nucleares, pero mantiene en estado de disponibilidad continua este polígono.”

Cabe seсalar que Rusia no sólo mantiene en estado de disponibilidad este polígono sino que realiza allí los trabajos de I+D sin detonaciones nucleares a gran escala.

El Ministerio de Energía Nuclear de Rusia desarrolló tales tecnologías a mediados de la década de los noventa del siglo pasado. Se trata del llamado experimento subcrítico que no viola las estipulaciones del CTBT, pero permite verificar la seguridad de almacenamiento de cabezas nucleares y su aptitud operativa.

Los experimentos en maquetas de dispositivos nucleares se realizan en las mismas galerías y según la misma tecnología que las pruebas a escala natural. La única diferencia radica en que en la maqueta de dispositivo nuclear se utiliza la masa no crítica de sustancia nuclear, de 01 mkg equivalente a TNT. El artefacto se coloca en un contenedor especial, recubierto de arcilla bentónica, y la entrada en la galería se tapa con hormigón.

El contenedor ofrece la posibilidad de llevar a cabo las pruebas sin exponer a riesgo al medio ambiente ni al personal. En el supuesto de que la explosión química destruya el contenedor, la arcilla bentónica de inmediato se pone vidriosa, impidiendo que las substancias radiactivas salgan de la galería. Paralelamente se cierran fisuras geológicas en la roca. El tapón de hormigón y la propia roca constituyen los niveles tres y cuatro de seguridad.

Los especialistas se encuentran sólo a 30 metros del epicentro de la explosión lo que confirma que tales experimentos son inocuos. En el archipiélago Nueva Zembla se realizan hasta 6 “pruebas nucleares” al aсo. Luego, los datos se procesan en ordenadores. Los resultados ponen en evidencia que nada amenaza al arsenal nuclear de Rusia y que éste se encuentra en disposición combativa.

No es ningún secreto que EEUU está trabajando en la creación del escudo antimisiles en su territorio, instala anticohetes en las bases en Alaska y en otras regiones del país y acaricia el designio de emplazarlos en Polonia, República Checa y Hungría. Simultáneamente, se llevan a cabo las pruebas a gran escala de estas armas, lo que puede alterar el equilibrio de fuerzas configurado a día de hoy y proporcionar a Washington ventajas unilaterales que pondrían en peligro la seguridad en el planeta. El Pentágono y la Casa Blanca explican sus desarrollos con la amenaza de un ataque misilístico desde los “países gamberros”, o sea, Irán y Corea del Norte. A Washington no le importa que Teherán y Pyongyang tardarían al menos 40 aсos en crear misiles capaces de alcanzar el territorio estadounidense. Por eso las autoridades de Moscú creen que los aprestos de EEUU están dirigidos contra misiles estratégicos de Rusia y, posiblemente, de China.

Los especialistas saben que responder con una explosión nuclear es la única manera de “contener” el ataque masivo de misiles estratégicos. Los científicos del Pentágono se empeсan en desarrollar las cabezas nucleares que sean capaces de cumplir esta misión. Justamente por eso Washington no ratificó el CTBT, reservándose la posibilidad de realizar pruebas subterráneas de la nueva ojiva en caso de necesidad.

Si osa hacerlo, no se descarta que Rusia de inmediato se retire del CTBT y también someta a prueba sus nuevas cabezas nucleares. Según informaron medios de prensa, se prevé instalar en el misil estratégico “Topol-M” el vehículo de reentrada múltiple con tres ojivas. El misil estratégico naval “Bulava-30” portaría 6 cabezas nucleares. Se trata de nuevas cabezas de combate de pequeсas dimensiones, a juzgar por el anunciado peso de lanzamiento (poco más de una tonelada). Además de comprobar su eficacia mediante experimentos subcríticos, habrá que proceder a la prueba subterránea real, siempre y cuando lo haga EEUU.

De momento en el polígono de Nueva Zembla retumban detonaciones nucleares sin explosiones. En el archipiélago el fondo radiactivo es de 7-13 microroentgen por hora mientas en la parte céntrica de Moscú se mantiene en los niveles entre 18 y 25 microroentgen por hora, informó Serguei Ivanov.

____________________

Victor Litovkin, para RIA Novosti.
Noticias relacionadas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana

Trapisondas políticas, separatismo, comunismo bolivariano

Una mayoría ciudadana irritada

Prejuicios contra las personas

Es una malévola tendencia, favorecemos los prejuicios y protestamos contra sus penosas consecuencias
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris