Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

La traición de Selene

Joaquín Giró Fernández
Redacción
domingo, 6 de agosto de 2006, 21:58 h (CET)
No hace mucho tiempo que el Servicio Murciano de Salud ponía en marcha el programa informático Selene y lo anunciaba a bombo y platillo. Todo parecía ser miel sobre hojuelas ya que mediante este sistema las citas médicas especializadas se asignarían desde los mismos centros de salud, sin necesidad de que el paciente tuviese que dirigirse a ningún otro lugar, sin duda cómodo y de agradecer.

Pero alguien pensó que de nada vale la tecnología punta si no hay una formación previa y que haga verdaderamente efectiva la implementación tecnológica. Según el personal del centro medico de” Los Barreros”(Cartagena) solo han recibido una hora de explicación sobre el funcionamiento de dicho programa, por lo que no es de extrañar que como en mi caso, me den cita para una especialidad el día 4 de agosto y al llegar a la consulta nadie sepa nada de mi cita, veinte días esperando y al final resulta que la falta de formación, ineptitud o falta de responsabilidad del funcionario de turno hace que el paciente se encuentre impotente ante la imposibilidad de ser visto por ese especialista.

Lo peor es que en este sistema sanitario no existe la posibilidad de enmienda ante estos casos, según la oficina de atención al paciente del hospital Santa Maria del Rosell de Cartagena la única solución es ir de nuevo al centro de salud a pedir una nueva cita (nuevamente en lista de espera) o si te encuentras mal entrar por urgencias…claro que como bien pone en la puerta de atención al cliente ellos te atienden, pero en ningún sitio dice que solucionen tus problemas, eso sí, tramitan tu queja, pero señores del servicio murciano de salud, los pacientes no queremos que tramiten quejas sino que solucionen problemas y si ustedes cometen un error pues intenten solucionarlo sin hacer pasar al paciente por cuatro oficinas de personas descoordinadas entre si y que poco menos que se pasan la pelota para al final llegar al punto de partida y tener que pedir cita otra vez en el mismo sitio donde hace veinte días no supieron hacerlo y eso esperando que en la espera la enfermedad no se convierta en algo peor de lo que en su origen era.

En el centro de salud de los barreros reconocen su error y lo achacan a un fallo humano y a continuación te preguntan ¿es que usted no tiene fallos en su trabajo? Pues sí, sí que los tengo pero yo no tengo en mis manos la salud de mis clientes, cuando se trata de la salud de las personas hay que minimizar los fallos y ser un poco más responsables.

Tener un puesto de trabajo en el servicio murciano de salud significa algo más que un sueldo fijo todos los meses, por cierto dinero que sale de los bolsillos de esas personas que al otro lado del mostrador se sienten en muchas ocasiones impotentes ante un servicio descoordinado, anquilosado y en ocasiones deshumanizado.

Selene y futuras implementaciones tecnológicas solo funcionarán si el nivel de formación de los funcionarios es actualizado de manera constante, de no ser así será como meter un Macintosh en la jaula de los monos, sin duda serán unos monos muy entretenidos…jugando con el teclado, claro.

Noticias relacionadas

Tan solo unas horas antes (II)

​En materia cultural, ¿promoveremos una cultura a favor del arte del teatro, el cine, el circo y los espectáculos musicales de todos los estilos y géneros?

Vértigos limítrofes

Por la muerte, por las desventuras, por las innumerables ignorancias, circulamos en las mismas fronteras del abismo. La retórica o la dialéctica no logran despegarnos de dichos horizontes

Aprender inglés pero amar el español

Aplaudo que se quiera aprender inglés pero me apena que no se ame de corazón el español, su lengua, su vocabulario, su literatura

Nunca antes la izquierda tan unida

Elecciones Generales

Segundo round

“Pero sin duda, el gran perdedor fue el hiperbólico Sánchez”
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris