Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   El crisol   -   Sección:   Opinión

Maestros y discípulos

Pascual Mogica
Pascual Mogica
sábado, 5 de agosto de 2006, 09:46 h (CET)
Si aquel 22 de julio de 1946 cuando la organización terrorista israelí Irgún, hizo saltar por los aires el hotel Rey David de Jerusalén arrebatando la vida a 91 personas y dejando decenas de heridos la gran mayoría de ellos ingleses dado que allí estaban instaladas la oficinas administrativas de la fuerzas de ocupación británicas, estos, los ingleses hubiesen respondido de la misma forma con que Israel responde ante los atentados terroristas de que es objeto, es muy posible que lo que hoy es el Estado de Israel fuera parte de una Palestina donde la convivencia estaría mucho más deteriorada de lo que actualmente está.

No son precisamente los judíos lo que pueden acusar de terroristas a los palestinos. El 16 de julio de 1938 un activista del Irgún colocó dos cántaros de leche cargados de explosivos en medio del mercado árabe de verduras de Haifa, causando 21 muertos y 52 heridos. Nueve días después repitieron el atentado en el mismo lugar, con el resultado de 39 personas muertas. Al día siguiente, otras 24 personas murieron en el mercado árabe de Yafo. Y dos días antes, otras 8 con una mina eléctrica en el mercado árabe de la ciudad vieja de Jerusalén. Todos los atentados perpetrados por terroristas hebreos.

Dice el historiador Benny Morris, de la Universidad Ben Gurión, que aquella siniestra novedad halló pronto imitadores árabes. "Se convirtió en un clásico. En el futuro, mercados estaciones de autobuses, cines y otros edificios públicos de Palestina serían objetivos de ruina, dándole un toque brutal al conflicto", escribe Morris.

El 9 de abril de 1948 el Irgún cobro triste fama tras la matanza cometida contra civiles árabes en la aldea de Deir Yassin, en la cual, según el historiador israelí, perecieron entre 100 y 110 personas, otras fuentes nos hablan de 400 muertos, y se produjeron violaciones de mujeres.

Durante la etapa más violenta y sangrienta del Irgún, esta organización terrorista semita estuvo bajo el mandato de Menajem Beguin, que posteriormente fue primer ministro de Israel desde la primavera de 1977 hasta el otoño de 1983.

Los israelitas fueron lo que primeramente mostraron que todo valía con tal de asustar a los árabes para que estos salieran huyendo de Palestina, de su propio territorio, refugiándose la mayoría de ellos en Gaza y Cisjordania y de este modo poder asentarse en Palestina y formar el Estado de Israel. Les han salido muchos discípulos que también luchan por conseguir una patria en Palestina, en su hábitat de siempre.

Ahora nos sale Bush, diciendo que lo que está haciendo Israel en el Líbano es una forma de combatir el terror. Que se puede esperar de semejante tarado mental.

Noticias relacionadas

Los patinetes de nuestra niñez hoy artefactos motrices de mayores

Un inesperado giro del medio de transporte urbano, que ha cogido con el pie cambiado a los ayuntamientos de las grandes ciudades

Mohamed VI. Liderazgo positivo en el Magreb

Un liderazgo positivo pone a Marruecos al frente de la modernidad, la tolerancia religiosa y el pluralismo en su región

Octogenaria Paca y nonagenaria Ida

La Aguirre octogenaria lee con calma en el escenario. La Vitale vitalista, todavía se queda hasta altas horas de la noche escribiendo

Enrarecido ambiente

Estoy convencido de que es precisa la salida de "cum fraude" del Gobierno para empezar a ver la luz

Política idealista y realista

G. Seisdedos, Valladolid
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris