Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Los trabajos y los días   -   Sección:   Opinión

Los pactos

La debacle socialista progresa adecuadamente
Francisco Morales Lomas
viernes, 14 de junio de 2013, 08:23 h (CET)
La debacle socialista progresa adecuadamente. Si la continuada rebelión de Pere Navarro en Cataluña es un síntoma, las encuestas anuncian crónicamente un suelo que ya parece subsuelo y con evidentes muestras de que el enfermo tiene todavía un buen recorrido para pasar desde el postoperatorio de la convalecencia en planta a la UVI directamente.

Está claro también que los ciento treinta años de historia no se los salta ningún galgo ni ningún gato y que una organización de estas características, por mucho que les pese a los que llevan cascabel, no va a desaparecer (que quisieran), pero está claro que no atraviesa sus mejores momentos. Creo que desde que comenzó la democracia ninguna encuesta le ha dado un suelo tan rastrero.

¿Qué ha sucedido para llegar a esta situación? La gestión de la crisis por parte de ZP fue un auténtico cataclismo. Negar la evidencia cuando desde hacia dos años antes todos los indicadores económicos la anunciaban era un acto de frivolité o frikismo extravagante.

La sucesión en la figura de Rubalcaba tampoco ha dado resultado. Es evidente que Rubalcaba no podía hacer mucho más a pesar de su astucia. Se sabe que la travesía del desierto en los partidos es una nave zozobra zozobrante muy difícil de pilotar y el que estuviera como práctico, se llame Rubalcaba, Chacón o Periquillo el de los Palotes, no habría cambiado el rumbo incierto. El partido está en caída libre. Algo salvaron los muebles en Asturias y Andalucía, pero está claro que el mal persiste y los datos son una trituradora perseverante.

Desde que perdió las elecciones tampoco la oposición llevada por el PSOE en el parlamento ha sido un dechado de certidumbre, aliento o crítica severa del poder, que es siempre el papel de la oposición. Y se ha pasado de pedir que el presidente dimita a intimar un pacto con él. Estas contradicciones, estas extravagancias, estos bandazos muestran una estrategia equivocada y una táctica suicida.

La oposición y sobre todo una oposición que se configura como opción de poder está para construir alternativas, para generar ilusión, para organizar un estado de opinión, para reunirse con colectivos y pulsar sus preocupaciones y llevar sus razonables propuestas al ciudadano. ¿Qué se ha hecho mientras tanto? O bien entrar en un debate nominalista (la margarita del nuevo líder) o entrar en disquisiciones espurias o contradicciones clamorosas. Y ahora el pacto. ¿Pacto para qué? ¿A quién beneficia el pacto?.

Mientras tanto UPyD e IU ven pasar el cadáver delante de su puerta y aplauden.
Comentarios
Casas Viejas 14/jun/13    14:15 h.
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

El histrionismo de P. Sánchez, muestra de la peor demagogia

“Enséñale a ignorar los gritos de las multitudes que solo reclaman derechos sin pagar el costo de sus obligaciones” Abraham Lincoln

Usar la libertad y la razón para ser personas

Cuidado con las ideas que tratan de imponernos

Gobierno y la campana Montserrat

Dolors fue la campana salvadora

Rufián situacionista

La política institucional ofrece diariamente los más chuscos espectáculos

Planck y el cálculo

Max Planck revolucionó la Física de su tiempo y es un modelo de integridad moral
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris