Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Al aire libre   -   Sección:   Opinión

Méjico ante un callejón 'chueco'

Pascual Falces
Pascual Falces
sábado, 5 de agosto de 2006, 23:21 h (CET)
La actualidad mejicana, quiérase o no, se vive con enorme tensión política y social alrededor del “circo” que ha montado el candidato que no ganó las elecciones el pasado dos de julio. El resto del mundo mira a este país, a punto de cumplir los dos siglos de Independencia, y cien años de su legendaria Revolución, y, en cierto modo participa, aunque como espectador, del espectáculo. Mientras el actual Presidente, que sin ser ninguna lumbrera por lo menos ha conducido el país sobre sendas democráticas consume sus meses “en funciones”, el centro de la Capital sigue tomado por los seguidores del candidato que menos votos sacó en el formalizado procedimiento electoral que ha llegado a elaborar el Estado.

No se puede entrar en detalles que equivaldrían a inmiscuirse en su vida política, pero, tampoco se puede impedir qué al sobrepasar las cosas el tinte oscuro, opinen “desde fuera”, quienes, no sólo por afecto, sienten las cosas mejicanas como propias. Como razonan, también, los miles de turistas afectados por el disparate, que es, el que la gente del PRD de Obrador permanezca acampada en la plaza Mayor de la capital e históricas calles aledañas, así como en lugares de las principales vías que hacen impensable cualquier asomo de visita. Lo que, bien se puede interpretar como privación del derecho a conocer los tesoros contenidos en la capital azteca.

Se puede dejar aparte el intento de paralización de la Bolsa Mexicana de Valores con la invasión, por esos mismos simpatizantes, de los espacios físicos en derredor de ella. Por fortuna, la tecnología, la bendita Internet -cabe decir-, ha suplido la antigua necesidad de asistir al “parqué” para operar en ella. La mayoría de las operaciones del Mercado de Valores, se realizan a través de bancos y “brokers” que operan electrónicamente, y están al margen de bloqueos físicos, es decir, como si se les ocurre obstruir con silicona la cerradura de dicho patio de operaciones bursátiles. La operatividad no se ha alterado, ni siquiera en sus cotizaciones, y lleva estos días comprando y vendiendo con normalidad.

Más, todo el “tiberio” que López Obrador ha montado, -L. “Hablador”, dicen-, no es banal. Cómo espectáculo “sui géneris” mexicano sin igual en el mundo, podría pasar, pero no sólo no favorece para nada al país, sino que debilita a su democracia costosamente adquirida y prestigiada, y le expone a volver a los tiempos de pronunciamientos y alborotos callejeros como cauce político, que, si, en su momento tuvieron su razón, hoy día, ya nadie lo entiende. Incluso, hay cantidad de simpatizantes, que, aunque no quieran de manera pública, dar su brazo a torcer, ya están reconociendo con su “echarse p´atrás” el error de haber apoyado a un candidato, del que se duda hasta su grado de salud mental, y que intenta saltarse con el peor estilo demagógico y populista las leyes fundamentales de cualquier democracia. Existen algunas actitudes públicas, reflejadas en la prensa, de los “equilibrios en el alambre”, para no reconocer con claridad la magnitud del error de haber hecho campaña a favor de él.

El “circo” de López Obrador, es más que eso. No duda en jugar con el sentimiento de los más pobres, que es la asignatura pendiente del Estado desde sus orígenes, y reducida hoy -a ojo-, al cincuenta por ciento de la población. Desde la visión sin sesgo de esta vertical columna, Méjico se encuentra frente a un callejón retorcido y sin salida, “chueco” como se llama allí. La única ventaja es que el candidato se ha dado a conocer antes de una nueva posibilidad de ser votado, lo cual no es nada despreciable. Ojalá los candidatos de todo el mundo tuvieran necesidad de destaparse en cómo van a gobernar, y no en “como” dicen que lo harán.

Noticias relacionadas

Thanksgiving’s day

El Black Friday será una marabunta de compradores compulsivos de unas rebajas que no tengo yo muy claro que sean tales

El otro 20N

En la actualidad sigue el mismo partido y otros que mantienen el ideario antidemocrático y fascista

Estrasburgo y la exhumación de Franco. Torra y sus ínfulas

Socialistas y soberanistas catalanes quieren morder un hueso demasiado grande para sus quijadas

En cada niño nace un trozo de cielo

Un privilegio en el ocaso de nuestros andares y una gracia

Por fin

Ya era hora. Por fin han valorado el buen hacer de los malagueños
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris