Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Copo   -   Sección:   Opinión

Fue Obama algo de la Paz

Minetras se discute sobre la imparcialidad de la jueza Alaya, ésta ya ha imputado a dos hermanos de la ministra de Empleo
José García Pérez
miércoles, 12 de junio de 2013, 07:25 h (CET)
Al tiempo que la juez Alaya continúa con su incansable búsqueda de corruptores y corruptos en el caso de los EREs de Andalucía y, para que todos, los de la diestra y la siniestra dejen de amontonar rumores sobre su imparcialidad o no, ha imputado a dos hermanos de la ministra de Empleo, es un decir, Fátima Báñez. Toma ya.

Esto ocurre cuando el filtrador de los cientos de miles de pinchazos que el gobierno de mister Obama está realizando sin encomendarse a la Estatua de la Libertad, el ex colaborador de la CIA, señor Edward Snowden, ha sido declarado enemigo público de USA y está siendo buscado por agentes especiales para casos como éste, pobre Edward.

Claro es que si la orden de declarar la guerra a la vida privada de los estadounidenses la hubiese dado el amigo de Aznar, me refiero a Bush junior, la camada de falsillos progresistas, y solidarios con el afroamericano Nobel de la paz, se hubiesen tirado a degüello, contra tanto conservador insolidario.

Hace tiempo, pero creo que fue a Obama, nada más sentarse en el sillón del despacho oval de le Casa Blanca, al que los académicos suecos le concedieron el Premio Nobel de la Paz que sin dudarlo aceptó porque, cree un servidor de usted y de la verdad, ciertamente pensó que se lo merecía; aunque sin duda, yo, palabra de honor, lo merezco bastante más que él al soportar toda clase de crueldades derivadas de vivir en un bloque de vecinos.

Este hombre, me refiero a Obama, llegó a la Casa Blanca prometiendo cerrar Guantánamo, ya saben esa más que prisión donde algunos terroristas y sospechosos de serlo, andan encadenados en jaulas que ya quisieran para sí los primates; pues ni hablar del peluquín, tras cumplir su primer mandato y llevar unos meses en el segundo Guantánamo sigue en auge y nosotros, ustedes más que yo, más calladitos que putas no sea que la CIA nos piche el teléfono y lea nuestros artículos, éste es seguro que lo leen, aunque me salva mi creencia de que son muy torpes.

En fin, que si Obama tuviese eso que pregono a los cuatro vientos, léase decencia, al menos devolvería el título o la medalla que los veloces suecos le endosaron en un santiamén.
Comentarios
jack comas 12/jun/13    14:34 h.
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

El respeto como exigencia armónica

Necesitamos avivar el lenguaje de la consideración y del respeto

Ética de Pedro Abelardo

Fue un extraordinario pensador y dialéctico

Montados en la misma burra

Albert Boadella ha sabido dar una ejemplar lección a quienes rociaban con sal los sarmientos de la convivencia

Burla burlando van más de 3200 empresas huidas de Cataluña

“El arte de la economía consiste en considerar los efectos más remotos de cualquier acto o política y no meramente sus consecuencias inmediatas; en calcular las repercusiones de tal política no sobre un grupo, sino sobre todos los sectores.” Henry Hazlitt

Es hora de decir la verdad

“Quienes alcanzan el poder con demagogia terminan haciéndole pagar al país un precio muy caro”. Adolfo Suárez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris