Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Columna de opinión   -   Sección:   Opinión

Moratinos, el Gobierno y la paz

Pedro Calvo Hernando
Redacción
sábado, 5 de agosto de 2006, 15:51 h (CET)
La mediación del ministro español de Asuntos Exteriores está siendo la más efectiva o al menos esperanzadora en el conflicto armado de Oriente Medio. Miguel Ángel Moratinos fue durante años delegado especial de la UE en la zona y es uno de los mayores conocedores de aquella endiablada problemática. Incluso el Gobierno norteamericano le había encomendado, como la UE, que utilizase sus buenas relaciones y sus buenos oficios con todas las partes contendientes para intentar un acercamiento al alto el fuego inmediato. Lejanas y ridículas quedan aquellas estentóreas acusaciones de antisemitismo contra el Gobierno español por parte de los dirigentes del PP y de algunos personajes de la colonia judía en España. El encuentro de Moratinos con el presidente sirio, Bachar el Asad, es la gestión diplomática más importantes de cuantas se han intentado desde que se desató el conflicto. El ministro español ha demostrado que su Gobierno no se comporta sectariamente y que mantiene sus buenas relaciones con unos y con otros, y en eso está la base de cualquier posible éxito diplomático.

Moratinos ha conseguido del presidente sirio el compromiso de influir sobre la guerrilla de Hezbolá, en la confianza de que el ministro conseguirá también influir cerca del Gobierno de Israel. El camino español es el único que puede conducir a la paz, es el camino del diálogo, de la persuasión, de los buenos oficios, de la búsqueda de la justicia en las relaciones internacionales. Es el camino opuesto al de las bombas, los misiles, los asesinatos en masa o las fotos de las Azores. Es la estela de la filosofía política del presidente Zapatero, que cometerá muchos errores pero que ha apostado decididamente por la paz y la concordia. En esa versión es ya conocido mundialmente. En una muy lejana comparación, es también su filosofía para la solución del problema del terrorismo interno de España, todo lo contrario de la política del exterminio y de la violencia. En eso todos los españoles de buena voluntad tenemos que estar con Zapatero. Los otros caminos ya sabemos a dónde conducen.

Noticias relacionadas

Gobernantes y gobernados

De la adicción a los sobornos, a la adhesión de los enfrentamientos: ¡Váyanse al destierro ya los guerrilleros!

Borrell en retirada o táctica del PSOE

Pátina de sensatez capaz de equilibrar unos nombramientos en su momento tomados como extravagancias

Plagscan desmiente a la Moncloa y R.Mª.Mateo censura la TV1

Un gobierno enfocado únicamente a conseguir mantenerse en el poder

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris