Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

La inseguridad jurídica de las pensiones en España

“Reino de descontentos bambalea como torre fundada sobre azogue” A. Pérez
Miguel Massanet
martes, 11 de junio de 2013, 07:40 h (CET)
Es posible que estén ocurriendo fenómenos económicos que obliguen al Estado a tomar medidas extraordinaria; es posible también que nuestro sistema de pensiones no sea el más adecuado, inteligente y, económicamente hablando, sostenible y, si me apuran, también lo es que las estadísticas demuestran que los ciudadanos españoles vivimos más que nuestros abuelos. Sin embargo, las leyes que han venido regulando el sistema de Pensiones hace ya muchos años que están vigentes; hace mucho tiempo que a las empresas y a los trabajadores se les “obliga”, entendámonos, no se nos “aconseja” ni se nos dan opciones para invertir nuestras cotizaciones en otros sistemas particulares de asegurarse unas ayudas para la vejez, sino que no tenemos más remedio.

Si durante todos los años que ha estado vigente el actual sistema de “reparto”, los técnicos en la materia no han sido capaces de encontrar otras alternativas, no se han atrevido a decirles a los futuros beneficiarios que escogieran otros medios u otros tipos de seguros que les pudieran garantizar, con más seguridad, una vejez digna; no es, ni mucho menos, culpa de quienes han venido cotizando religiosamente, mediante descuentos de sus nóminas, a la Seguridad Social para que, al llegar a los 65 años, pudieran retirarse con el porcentaje de su salario que les correspondiese, calculado según lo que fueron sus bases de cotización durante los últimos años de su vida laboral; un cálculo que, arbitrariamente, ha venido siendo modificado por la Administración a medida que se ha ido dado cuenta de que el sistema ha devenido en insostenible.

Tanto los que empezaron a cotizar hace 20 0 30 años, como los que ya accedieron al retiro, de acuerdo con la legislación vigente se enfrentan a salir perjudicados, debido a la falta de previsión de los distintos gobiernos que se han venido sucediendo desde que entramos en democracia; agravado por la llegada de una crisis que, al parecer, nadie se esperaba pero que se produjo precisamente a causa de la culpa “in vigilando” de aquellos organismos de los estados a los que les compete la comprobación y fiscalización de la solvencia de bancos y entidades crediticias; de modo que la seguridad, la viabilidad y la diafanidad de las ofertas de inversión que dichas instituciones han venido haciendo a sus clientes, tuvieran las garantías eficaces requeridas para asegurar que aquellas operaciones respondían a las máximas exigencias económico jurídicas. Ahora, fruto de la dejadez del Banco de España y de la CNMV, muchos ciudadanos españoles han salido trasquilados por haber adquirido productos que, a la hora de la verdad, han resultado verdaderas engañifas, estafas y ruinas para aquellos que confiaron en los expertos que se las vendieran. El ejemplo más palpable es el caso de las famosas “preferentes”.

Es conveniente hacer una observación que parece que el Estado no ha tenido en cuenta y que, sin embargo, ha contribuido de una forma espectacular a que el número de jubilados haya alcanzado un número superior al que, en un principio, los expertos habían calculado. El hecho de que, durante muchos años, se hayan dado las máximas facilidades para que las empresas particulares pudieran regular el exceso de plantilla en los casos en que se han visto abocadas a una situación económica insostenible o la escasez de pedidos así lo ha aconsejado; ha tenido, sin duda, importantes consecuencias en cuanto al adelanto de muchas jubilaciones que, en circunstancias normales, no se hubieran producido hasta que los interesados hubieran cumplido los 65 años de edad y, no obstante, por mediación de los Expedientes de Regulación de Plantilla, ahora denominados ERE`s se produjo el adelanto a edades más tempranas que comenzaron desde los 60 años hasta los 64, claro que, con el descuento de un 8% anual.

Ahora nos escandalizamos ante la evidencia de que, a pesar de que el gobierno de Rajoy anunció la desaparición de las “jubilaciones anticipadas”, no pasa día sin que se tramiten nuevos ERE en los que se sigue practicando la combinación años de desempleo+ jubilación anticipada, algo que, en el caso de los bancos, a pesar de los miles de millones que han sido precisos conseguir de la UE para estabilizarlos, se agrava más con las indemnizaciones complementarias que alcanzan cantidades desorbitadas, llegando a cubrir casi el mismo salario que percibirían si trabajasen. Una vergonzosa práctica que establece serias desigualdades si lo comparamos con lo que perciben, los desempleados, de subsidio de desempleo y la situación de verdadera penuria a la que se enfrentan cuando dejan de percibir la prestación.

Lo peor de toda esta operación es que ya se están divulgando, desde determinadas esferas procedentes del Ministerio de Trabajo, nuevas ideas que se vienen lanzando como globo sonda en las que, no conformes con alargar la edad de jubilación de los actuales cotizantes, de establecer nuevas bases de cálculo que pudieran alargarse a toda la vida de trabajo de los que quisieran jubilarse; se empieza a cuestionar que los beneficiarios de las actuales pensiones (que no olvidemos que llevan años sin que se les suban los previstos aumentos anuales de acuerdo con el incremento del coste de vida), sigan cobrando las pensiones en su cuantía actual y ya se especula en que se puedan ir recortando, dándose una cifra de descuento que podría alcanzar el 5% de sus percepciones. En verdad que nos preguntamos si es cierto que España no ha sido rescatada, porque esta si es una medida extrema que no se puede entender que se proponer salvo que la nación haya entrado en default y haya caído en manos de los señores negros de la famosa “troika”.

En este año y medio que, el PP del señor Rajoy, viene gobernando, aquellos que les votamos hemos tenido que sufrir mucha decepciones; hemos necesitado apelar a la resignación y a la fidelidad al partido para poder asumir, sin protestar, el hecho de que, ni una sola de las promesas, de las que se nos hicieron, se haya llevado a la práctica pero, señores, nunca, nunca llegamos a pensar que esta promesa de respetar las pensiones fuera otra de las que se atrevieran a incumplir. Puede que me equivoque, pero me estoy temiendo que, tanto en el tema catalán, donde los pasteleos del Gobierno son evidentes, olvidándose de las promesas de mostrarse firme que se nos hicieron para conseguir nuestros votos, como, ahora, en el caso de una posible disminución de las pensiones a aquellos beneficiarios que las vienen cobrando, cuando es obvio que no tienen otros medios para subsistir; el PP del señor Rajoy está entrando en un terreno de arenas movedizas en el que es muy posible que acabe de hundirse definitivamente. Ya es hora de que Rajoy se apee de su Clavileño antes de que los artificios cargados de la pólvora del descontento y la dinamita de la impaciencia, acaben por explotarle en los fondillos del pantalón y, con ello, España acabe por convertirse en un estado ingobernable, en manos de esta izquierda que ya se relame pensando en su posible vuelta al gobierno.

Sólo el sentido común, éste que tanto añoramos en un gobierno que se nos presenta tan timorato e inflexible, puede hacer que nuestros gobernantes entren en razón, mediten sus actos y utilicen su mayoría absoluta para poner orden en las autonomías; suprimir gasto público y cargarse todas estas empresas que, en número de casi 5.000, se están comiendo voraces e inútiles nuestros impuestos. O así es, señores, como lo veo yo.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

¿Los partidos políticos como solución para la democracia española?

"Los partidos discuten no tanto para convencerse como para decirse mutuamente cosas desagradables.”A.Tournier.

En este Día de la Tierra, exige la libertad de Siwatu-Salama Ra

Enfrenta la posibilidad de ir esposada al hospital y de no poder amamantar a su hijo

Al Presidente del Barcelona CF

Carta a Josep María Bartomeu

La capital catalana en plena decadencia

La alcaldesa antisistema y defensora de manteros, Ada Colau, demuestra su incapacidad para gobernar una capital como Barcelona, poniendo en cuestión su futuro desarrollo y prosperidad

La posverdad entró en el diccionario de la RAE

Pero hace tiempo que entró en nuestras vidas a través de los poderosos medios que nos gobiernan
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris