Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Presos de la libertad   -   Sección:   Opinión

Primera clase en patera

Eduardo Cassano
Eduardo Cassano
@EduardoCassano
viernes, 4 de agosto de 2006, 23:16 h (CET)
Mientras en las costas del Mediterráneo la gente broncea su cuerpo bajo un sol que no da tregua, disfruta de sus merecidas vacaciones y derrocha el dinero de la crisis económica, a Canarias llegan a diario cayucos repletos de inmigrantes que tratan de sobrevivir bajo el mismo sol. Algunos dicen, los que dicen no ser racistas sino ordenados, que vienen a quitarnos el trabajo y a robar. ¿No será que nuestro rechazo a integrarse en la sociedad les obliga a delinquir para subsistir? ¿Cómo es posible qué, ante la presencia de un inmigrante, tenemos la extraña necesidad de defender aquellos trabajos por los que siempre hemos tenido una peculiar excusa para rechazar y seguir cobrando el paro?

Ya son más de 300 inmigrantes en las últimas 24 horas los que han llegado a las costas españolas. Otros 30 ni siquiera consiguieron llegar, perdieron la vida en el intento como tantos otros. En realidad tuvieron la oportunidad de vivir, aún de forma breve, pues en su país morían lentamente a diario.

Los bañistas que tomaban el sol en Tenerife se han encontrado estos últimos días con la realidad social de España frente a sus narices. Una realidad que hasta que no se vive no se comprende. Es muy diferente leer las noticias en la prensa o ver las imágenes en televisión a encontrarte en la situación. A más de uno se le han escapado las lágrimas de rabia e impotencia… más de uno ha descubierto que es un ser humano. Estamos ante un grave problema que, al parecer, el Gobierno no sabe cómo solucionar y lo único que ha hecho hasta el momento es poner parches.

Se han gastado todos sus ahorros en un billete de primera clase en patera. Hombres con nada que perder y mucho que ganar, jóvenes en busca de un futuro mejor y mujeres embarazadas, que luchan contra el mar y su suerte cuando en España una pastilla soluciona el “problema” el día después. Llegan desfallecidos y con la mirada perdida, sin ser todavía conscientes de que todavía les queda lo peor...

Resulta que en África se mueren de hambre, pero sobreviven con muy porque no tienen otra opción que ser humildes. Sin embargo en España vivimos como queremos y aún nos quejamos. Ni siquiera podemos llegar a fin de mes y protestamos a diario en la terraza de los bares, con una cerveza y su correspondiente tapa.

Noticias relacionadas

¿Profecías de Sánchez para el 2040? Antes habrá arruinado España

“No pierda la cabeza, nada ocurre como está previsto, es lo único que nos enseña el futuro al convertirse en pasado.” Daniel Pennac

Menosprecio hacia la vida de algunos

Todos nos merecemos vivir para poder obrar y dejar constancia de lo que uno hace

Lastres y estercolero en la Sesión de Control al Gobierno

​Para el PP, la Sesión de Pleno del Congreso de los Diputados número 156 empezaba lastrada

Rajoy, Sánchez y el mito de Ícaro

“En el pasado, aquellos que locamente buscaron el poder cabalgando a lomo de un tigre acabaron dentro de él” John Fitzgerald Kennedy. 35º presidente de los Estados Unidos

El Satélite Mohammed 6 B levanta vuelo

La nación marroquí sigue su firme camino hacia la modernidad asimilando los avances tecnológicos del mundo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris