Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Financiar la Iglesia

M. Valderrama (Mál.)
Redacción
jueves, 3 de agosto de 2006, 21:02 h (CET)
Es indignante que en un país demócrata como España tengamos que tener una religión nacional absolutamente impuesta. Todas las demás religiones y movimientos espirituales, sin duda, son menospreciados y discriminados, ¿y qué opinan los ateos?

¿Porqué un gobierno democrático sigue financiando a la multimillonaria iglesia católica? Con ese dinero podría ofrecer a precio mínimo guarderías y asilos públicos, podría subir las pensiones, dar becas de estudio a miles de jóvenes que necesitan de sus padres un gran esfuerzo, con este dinero se podría también ayudar a mantener protectoras de animales decentes...

Y todo el dinero invertido en reconstruir iglesias, ¿porqué no lo emplea el gobierno en centros culturales y de diversión para jóvenes, niños y adultos?

Los partidos políticos hablan y hablan de democracia y sin embargo, tienen miedo al poder de la iglesia católica y no dejan de someterse a su dictadura, oh, gobernantes débiles, “con la iglesia hemos topao”, ¿qué os da la iglesia para que sigáis sometidos al pago?

Y si un político, de derechas o de izquierdas quiere dar dinero a la iglesia católica, que lo haga de su sueldo; pero por favor, el dinero del pueblo, que sea para beneficio del pueblo.

Los que hemos votado una democracia, sentimos la obligación de pedir a todos los partidos políticos, que permanezcan neutrales y apliquen la constitución.

Noticias relacionadas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana

Trapisondas políticas, separatismo, comunismo bolivariano

Una mayoría ciudadana irritada

Prejuicios contra las personas

Es una malévola tendencia, favorecemos los prejuicios y protestamos contra sus penosas consecuencias
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris