Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   España   Empleo   -   Sección:   Opinión

Precariedad laboral

La reforma laboral vuelve a ser la protagonista en unas cifras de desempleo que tan solo maquillan, con empleo temporal, lo que es para ese nuevo trabajador la precariedad laboral
Juan José Sánchez Soto
@sanchez_jj
miércoles, 5 de junio de 2013, 08:37 h (CET)
La semana pasada la ministra de Empleo auguraba unos datos esperanzadores de empleo para esta semana pero no quiso mojarse mucho más. Los datos que se publicaron ayer en referencia a las cifras de paro registrado en España bajaban en 98.265 personas en este último mes de mayo (descendiendo por tercer mes consecutivo) hasta las 4.890.928. Si solo analizamos esta cifra podríamos decir que son datos esperanzadores y bastantes buenos, pero sería un error no entrar más en profundidad. La realidad es que es preferible para nuestro país y para la visión exterior que tienen el resto de países sobre nosotros que las cifras de paro desciendan, pero… ¿son cifras realmente positivas?.

Los contratos indefinidos que dejan estos datos demuestran que solo un 7,5% de los nuevos contratos son de esta modalidad, mientras que el resto son solo temporales. Dicho en otras palabras esto sería pan para hoy y hambre para mañana, ya que no se asegura que estas cifras de desempleo continúen en una tendencia a la baja, y si lo hacen serán por nuevos contratos temporales. La reforma laboral vuelve a ser la protagonista en unas cifras de desempleo que tan solo maquillan con empleo temporal lo que es para ese nuevo trabajador la precariedad laboral a la que se somete: por un lado tendrá esa felicidad de haber encontrado un empleo pero por otro la inseguridad y el miedo de que en cualquier momento puede ser despedido con un finiquito irrisorio. Y eso contando en que superase el año de prueba…

Desde el Gobierno y el Partido Popular se va a utilizar ahora la estrategia durante las ruedas de prensa y distintas declaraciones de ponderar si se prefiere que suban las cifras de paro a que bajen, utilizando la ironía siempre para criminalizar a aquellos que creemos que el trasfondo de estas cifras no depara nada bueno en el mundo laboral español. No se puede felicitar a un gobierno que con la eliminación de derechos conseguidos con el tiempo y con esfuerzo tras la dictadura franquista está eliminando poco a poco para que bajen de esta manera las cifras de paro. Recientemente hemos conocido que durante la etapa de Jose María Aznar, los cinco millones de puestos de trabajo que se crearon no fueron en su mayoría basados en la construcción: 3,5 millones fueron para el sector servicios mientras que un millón fue para la construcción.

¿Los aznaristas que aplauden estas cifras de empleo precarias de Rajoy no preferirían la no precariedad laboral que creó Aznar?. Esperemos que no sea así, pero lo cierto es que para avanzar en la estética de las cifras, de un número para contentar a los mercados como es el de la cifra de paro, estamos retrocediendo en derechos. Y esto, aparte de injusto, no acabará con el silencio de la ciudadanía. Podrán bajar levemente las cifras de paro pero lo que no bajarán serán las movilizaciones en contra de un gobierno que no tiene como objetivo los ciudadanos de su país.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

No todo se solventa con la prisión

Hay penas que sólo pueden penarse en familia

Renovarse o morir

Desde la militancia apelamos a la honestidad personal e intelectual del futuro líder, su competencia política y su lealtad a una España sin fisuras ni frivolidades nacionalistas

Amenazas para España: separatismo, feminismo combativo y Justica populachera

“Resulta que no sirve de nada que se cierren las heridas si se cierran con la mierda dentro” Nerea Delgado

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XIX)

El deseo de dar de comer todos los días a los de la propia familia consigue lo que no hace la convicción

Ser estoico

El libro de Massimo Pigliucci titulado Cómo ser un estoico nos hace reflexionar sobre la conducta
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris