Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   El crisol   -   Sección:   Opinión

Una panda de farsantes

Los españoles no se merecen tener a un mentiroso como presidente del Gobierno de España, pero a veces suceden cosas que no tienen explicación ni sentido y esto de Rajoy presidente del Ejecutivo es una de ellas
Pascual Mogica
martes, 4 de junio de 2013, 07:55 h (CET)
He esperado unos cuantos días para ver que reacción se producía por la decisión de la Audiencia Nacional (AN) de excarcelar al histórico etarra Josu Ziganda Sarratea condenado a un total de 566 años de prisión por siete atentados en los que fue responsable de ocho asesinatos y de los cuales solo ha cumplido en prisión 24 años y la concesión por parte también de la AN, de dos permisos al etarra arrepentido Valentín Lasarte, condenado a un total de 400 años de cárcel por diversas condenas entre la que se halla la de haber sido cooperador necesario en el asesinato de Gregorio Ordóñez en un bar de San Sebastián el 23 de enero de 1995. No se ha producido reacción alguna que haya tenido la calle como escenario.

Esto me recuerda a aquella panda de farsantes compuesta por dirigentes del Partido Popular con Rajoy al frente, que el diez de marzo de 2007 movilizaron a cientos de miles de personas que se manifestaron por las calles de Madrid contra el Gobierno de Zapatero pidiendo la dimisión de este y llamándole “Amigo de los terroristas”, “Zapatero embustero”, “Ynestrillas presidente” (en referencia al líder ultraderechista). En dichas manifestación participó la AVT y elementos de la ultraderecha portando estos últimos banderas preconstitucionales, esta manifestación fue como consecuencia de la decisión de concederle la prisión atenuada al etarra De Juana Chaos, decisión tomada por las autoridades judiciales y no por el Gobierno de Zapatero, al igual que lo es el caso de Ziganda y Lasarte. Estaba claro que aquella manifestación no tenía como objeto protestar por la excarcelación de De Juana Chaos, sino para aprovechar la circunstancia a fin darle “caña” a Zapatero, afortunadamente no todos son iguales y desde el PSOE no se ha alzado ninguna voz contra el Gobierno, ni mucho menos se ha pedido la dimisión de Rajoy, ni tampoco nadie le ha llamado “amigo de los terroristas” algo que por la misma sinrazón que empleo el Partido Popular podían haber hecho los socialistas, pero afortunadamente hay diferencias y si la derecha no tiene un comportamiento ético y razonable la izquierda sí lo tiene.

El promotor de aquella farsa, Mariano Rajoy, convocó a los ciudadanos a “defender la nación española” frente a la “claudicación” ante ETA por parte del Gobierno y a “recuperar la España que no se rendía ante los terroristas” ni se les pagaba “peaje” para buscar con ellos un “trato delirante”, todo esto fue lo que dijo Rajoy al cerrar la manifestación. Si este mentiroso profesional que es Rajoy recuerda todo este montaje espero, aunque lo dudo, que se le caiga la cara de vergüenza. Los españoles no se merecen tener a un mentiroso como presidente del Gobierno de España, pero a veces suceden cosas que no tienen explicación ni sentido y esto de Rajoy presidente del Ejecutivo es una de ellas.

Pues no, he esperado varios días para ver si el PP y los que le hicieron el coro aquel 10 de marzo de 2007, se lanzaban a la calle protestando por el trato deferente que se ha dado a estos dos etarras por parte de la justicia, esa misma justicia que fue la que decretó la prisión atenuada para De Juana Chaos y que ha decidido poner en la calle a Ziganda y Lasarte. Este tipo de decisiones nunca las adopta el Gobierno ya que es competencia de los estamentos judiciales y de instituciones penitenciarias. No se echaron a la calle, lo habrían hecho, sin duda alguna, si los socialistas fueran los que gobernaran actualmente en este país. En cualquier caso este comportamiento de la derecha no puede extrañar a nadie en tanto en cuanto su constante es moverse dentro de la farsa, de la confusión y de la mentira. De eso están dando testimonio a diario.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Un tejido de hábitos transformadores

No menos trascendentales han de ser nuestras propias transformaciones interiores

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XV)

Hay que liberar a los miembros del Opus Dei de la funesta manía de pensar

Un salabre oxidado

Un relato estival de Francisco Castro Guerra

Te invito a un Cat Café en A Coruña

Ya podía nuestra sociedad darse más cuenta de que son seres vivos

Respetar la verdad y la autoridad en la materia

Artículo de Carmen de Soto Díez, Consultora de comunicación
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris