Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Al aire libre  

La hora de Cuba

Pascual Falces
Pascual Falces
miércoles, 2 de agosto de 2006, 23:47 h (CET)
Los países como las personas, tienen una cita inaplazable con su destino. Un particular momento de encrucijada vital en la que ha de decidirse su rumbo futuro. La última vez que giró la población cubana, fue en enero de 1959, cuando Castro entró en La Habana y dio paso a un estado socialista revolucionario que ha sobrevivido hasta la actualidad.

En las últimas horas de este lunes 31 de julio, inesperadamente, se hizo pública una “Proclama” que ha debido provocar un notable respingo en toda la Isla, y un alborozado entusiasmo en la vecina Miami. Las campanas de la transición hacia el que ha de ser el nuevo sesgo de la política cubana, están lanzadas al vuelo; lo mismo las de quienes creen que la Revolución tiene vida por sí misma, que las de quienes han esperado esta oportunidad para volver a poner las cosas como estaban. Se conocen programas intermedios en los que, respetando lo que la Revolución tiene conseguido, desean recuperar las libertades democráticas ausentes.

No necesariamente el parte facultativo proporcionado, que no es tal, sino la justificación clínica del traspaso de poderes, supone la desaparición de Castro; aunque, sea llamativo la ausencia de posteriores comunicados en las siguiente 24 horas. Su recia naturaleza puede que dé tranquilidad a unos, y exija más paciencia a los demás. De cualquier modo, la mencionada proclama, redactada en primera persona y firmada por el propio Castro, es muy locuaz acerca del maremagno que su muerte ha de ocasionar.
Expone en su articulado, de manera casi impúdica, todos los resortes de poder acumulados en su persona, y, que, inevitablemente, ha de dejar en este mundo, como han de dejarlas, también, quienes se aferran a sus riquezas. En primer lugar delega, con carácter provisional, sus funciones como Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba.
A continuación se citan el resto de funciones que delega. Como la de Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas; la de Presidente del Consejo de Estado y del Gobierno de la República de Cuba; la de impulsor principal del Programa Nacional e Internacional de Salud Pública; la de impulsor principal del Programa Nacional e Internacional de Educación; la de impulsor principal del Programa Nacional de la Revolución Energética en Cuba y de colaboración con otros países; exhorta, que, “los fondos correspondientes para estos tres programas, Salud, Educación y Energético, deberán seguir siendo gestionados y priorizados, tal y como ha venido haciéndolo personalmente”. Incoa, también, “al Partido Comunista, apoyado por las organizaciones de masas y todo el pueblo, para sostener la misión de asumir la tarea encomendada en la Proclama”.

Del mismo modo, “la reunión Cumbre del Movimiento de Países No Alineados, a realizarse entre los días 11 y 16 de septiembre, deberá recibir la mayor atención del Estado y de la Nación cubana para celebrarse con el máximo de brillantez en la fecha acordada”. Por último, “el 80 aniversario de mi cumpleaños, que tan generosamente miles de personalidades acordaron celebrar el próximo 13 de agosto, les ruego a todos posponerlo para el 2 de diciembre del presente año”.

Concluyendo: “Pido al Comité Central del Partido y a la Asamblea Nacional del Poder Popular el apoyo más firme a esta Proclama”, y a modo de despedida afirma: “No albergo la menor duda de que nuestro pueblo y nuestra Revolución lucharán hasta la última gota de sangre para defender estas y otras ideas y medidas que sean necesarias para salvaguardar este proceso histórico”. Cada lector, de una u otra inclinación, y, si ha llegado al final del texto, puede sacar sus propias conclusiones.

Noticias relacionadas

Torra y su camarilla de independentistas, desmemoriados pertinaces

“La lesión que hacemos y la que sufrimos no están pesadas en la misma escala. Aesop Fables

Debate en televisión española

Ofrezco en este artículo algunas reflexiones sobre el debate político a cuatro celebrado en el Estudio 1 de la televisión pública

Libertad de expresión

Parece lógica y fácil de entender la diferencia que hay entre rebatir una idea y vejar a una persona solo por el mero hecho de expresarla

¿Cómo se ve atrapada Mervi en los textos de Dickinson para crear esa atmósfera poética?

El libro se hace visible y comienza con una carta de una a otra mujer

Por qué Lucía no votará a Pedro Sánchez

Pedro Sánchez decidió duplicar gastos electorales y arrancarnos del bolsillo a los españoles alrededor 180 millones de euros
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris