Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Columna de opinión   -   Sección:   Opinión

Memoria histórica del dictador

Francisco Muro de Iscar
Redacción
miércoles, 2 de agosto de 2006, 16:21 h (CET)
Casi cincuenta años en el poder, ganado gracias a un a revolución contra el Estado legítimo, por más que ese poder se hubiera deslegitimado. Nunca ha rendido cuentas porque él era el Estado, la Patria, la Revolución. Lo ha ejercido con absoluto desprecio a la libertad, a la dignidad de las personas y a la democracia. Sus súbditos nunca han sido ciudadanos, aunque nunca han perdido la alegría de vivir, incluso en la miseria. Durante casi cincuenta años ha vigilado todo con el ojo opresor y ha encarcelado a los que no pensaban como él. Pero allí no hay presos políticos. Su régimen dictatorial ha sido bendecido y apoyado por una progresía de salón que, en ocasiones, se ha beneficiado de las prebendas de una dictadura contra el pueblo y, en otras, ha preferido mirar hacia otro lado para no denunciar lo que veía.

No se puede decir que esos demócratas que reclaman la memoria histórica del tiempo pasado no supieran lo que pasaba: la represión, la eliminación de los disidentes, la imposibilidad de viajar libremente a otro lugar, la carencia absoluta de libertad, el miedo a opinar... Para salir de allí hay que escapar de los comisarios de barrio y huir en un barco-patera, sobornar a los que detentan el poder, comerciar en el mercado negro, aprovechar una competición deportiva en el exterior... Y aun así, son miles los que han huido y muchos más los que querrían hacerlo.

Es posible que el dictador muera en su cama. pero no es previsible que los herederos de su régimen den paso a la democracia. Ha nombrado presidente en funciones a su hermano Raúl. Todo queda en la familia. Que nada cambie para que todo siga igual. Aunque también crea que "todo está atado y bien atado", ya se verá que no es así. Pero, cuando este hombre deje de ser uno de los peores dictadores de la historia, la izquierda de salón deberá poner en marcha la "memoria histórica" de una época, de un país, de un dictador tolerado, aplaudido, considerado y defendido, pese a haber sojuzgado a un pueblo durante casi cincuenta años. Y tendrán que explicar porqué estuvieron con el dictador y no con las víctimas de la dictadura.

Noticias relacionadas

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.

El acto del reconocimiento de gobiernos

Las principales doctrinas sobre reconocimiento de gobiernos

Alcoa y el abandono de Asturias

El presente y el futuro industrial y económico de Asturias están en el aire

Hacia la caverna

El oscurantismo sigue siendo demasiado moderno

Equidistancia

Entender la vida como una confrontación permanente es algo terrible. Supone enfrentarse a cada una de las facetas de la realidad con un pensamiento dicotómico
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris