Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Columna de opinión   -   Sección:   Opinión

A reir que son dos días

Agustín Jiménez
Redacción
miércoles, 2 de agosto de 2006, 16:21 h (CET)
Para resarcirse de un tsunami, en una provincia indonesia han implantado la ley islámica. Un periódico trae la foto de un señor de Banda Aceh cerrando los ojos de miedo antes de que le mida la espalda el palo de un verdugo. Al sayón, enmascarado con sus hábitos, sólo se ven las cejas. El condenado va de blanco, para que destelle bien la sangre que va a perder por trasegar alcohol en un chiringuito de playa. La escena se desarrolla en una mezquita para edificación de los fieles y se televisa para todos los públicos. Como todos los clérigos del mundo, a los irracionales mulás de Indonesia les asiste la razón: su ley religiosa coincide con la ley natural y es de universal cumplimiento.

Con algún muro de contención cívica que oponerles, aquí podemos reirnos, pero no mucho, de las tonterías diarias de nuestros obispos, obsesionados con sus maricones, sus células madre y su España rota. Tan intensa obsesión los deja exhaustos para ocuparse de cosas espirituales: ni un maldito responso por los niños libaneses muertos. ¿Habrán ido al cielo, al infierno, a ese limbo que se estaba desmantelando? Tampoco el embajador de Israel ha dicho ni "mú" sobre el eterno destino colateral de los caídos de Qana. Cumplió, hizo las paces con Pepe Blanco. Las madres de Qana murieron abrazando a sus hijos en un último intento de protegerlos. El embajador ya no se atrevió a rechistar para defender a su infame país. ¡Menuda gente se opone a la sharia!

Cuando todas las partes son infames, sólo nos queda sentarnos a reír mientras se derrumba la casa. Chistes, trágicos pero chistes, no han faltado en los últimos días. Condoleezza Rice no es necesariamente la secretaria de estado más despiadada que ha parido Washington (seguimos recordando a Kissinger) pero, tras haber demostrado que es la más inútil, está haciendo carrera como personaje cómico. Su 'gag' del "alto el fuego sostenible", repetido luego por el bobo de su presidente, es impagable. Equivale a decir: "alto el fuego, sí, pero cuando hayamos acabado con ellos". El segundo 'gag' en el top 10 pertenece al Gobierno de Israel: "Les dijimos que se fueran, que íbamos a bombardear". Como cuando ETA avisaba antes de hacer estallar una bomba. En otro bando, el actor Mel Gibson, nada sospechoso de izquierdista, acusa de ser perro judío al policía que lo para por conducir borracho.

Cuando sólo quedan chistes, es que la situación es desesperada. Suníes y chiitas dan tregua a su encono frente al torpe enemigo común y personajes como Chávez dan la vuelta al mundo haciendo amigos estrambóticos. No se ha comentado suficientemente, pero sus abrazos de armas y gasolina en Bielorrusia, en Moscú y en Teherán (el hosco de Ahmadineyat lo ha llamado "compañero de lucha") están creando una rara internacional, contra la que evidentemente no podrá nada la muy inútil Condoleezza Rice.

El único alivio de estos días es que Rajoy ha estado bastante callado. Seguramente para su proverbial pereza mental era una tarea insuperable conducir sin GPS. Una insólita declaración de Gustavo de Arístegui condenando la acción de Israel introduce un rayo de esperanza. Al fin, el PP es variopinto: tiene gays, pacifistas, gallardones y hasta catalanes. ¿Masoquistas? Hay gente para todo y, en la situación actual del patio, todo es posible. La prueba es que el aeropuerto del Prat ya no está en Barcelona sino en Tanganica.

Noticias relacionadas

La dictadura de Amazon

Nueva York y Virginia serás las dos ubicaciones de la sede

De idiotikos y politikois

En la antigua Grecia los asuntos de Estado concernían a todos los habitantes de la “polis”

La vieja heroína del barrio

La Policía da la alarma, y varias instituciones que combaten la drogadicción y asociaciones vecinales lo corroboran: la heroína ha llegado de nuevo a los barrios

Marx y los vacíos por colmar

El marxismo-leninismo malogró, y continúa haciéndolo, todo cuanto de acertado propusiera Marx

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris