Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Los trabajos y los días  

El palo y la zanahoria

Realizar una política que recorte el gasto y reduzca el déficit es el paradigma de Bruselas, su tótem
Francisco Morales Lomas
viernes, 31 de mayo de 2013, 07:55 h (CET)
Realizar una política que recorte el gasto y reduzca el déficit es el paradigma de Bruselas, su tótem. Esta decisión sustentada por Alemania nos ha llevado a entrar en Europa en una profunda recesión y a que siete países necesiten de cuartelillo durante varios años para reducir ese déficit hasta el tres por ciento.

No se trata de Grecia, España, Portugal o Italia (los Pigs), a quienes tildan de paradigmas del derroche y el desafuero, sino que hay otros como Francia, Bélgica y Holanda que necesitan aire, estos que predicaban hace un tiempo cercano leña al mono. Ya no sirve decir que somos unos derrochadores y que nosotros, por nuestros desafueros, tenemos la culpa de todo. La creación de unas coordenadas económicas de reducción del gasto como las llevadas hasta ahora, por el miedo que tienen los alemanes a que la inflación crezca en su país excesivamente, nos está llevando al resto de los países a una espiral recesionista de la que es imposible salir.

Bruselas ha bajado el pistón momentáneamente a estos siete países indigentes, pero esto solo es un parche que tendrá consecuencias nefastas en la calidad de los servicios públicos, en la supresión de otros, en la reducción de prestaciones, y, en definitiva, en un retroceso histórico en la calidad de vida de los ciudadanos.

Nuestro empobrecimiento es atroz y rápido, y todavía seguirá durante un tiempo indeterminado. Los economistas son esos augures de vuelo corto que siempre justifican lo sucedido pero sus previsiones son siempre erradas. ¿Quieren decirme algún caso de algún economista que haya acertado en sus previsiones? La Economía debería impartirse como una materia propia en Psicología porque tiene más de esa materia que de ninguna otra. Pretender hacer ciencia con la Economía es como decirle a un chino que pronuncie la erre en español. Todo un desafío.

Bruselas nos da la zanahoria para llegar a la reducción del déficit de un modo más pausado pero tiene el palo en la mano, y ha dicho que ahora toca darle el estacazo a las pensiones, meterle mano al sector público, subir la presión fiscal a través de los impuestos indirectos (muchos productos con IVA reducido dejarán tenerlo y habrá subida en los carburantes), aumentar la edad de jubilación… Todo ello conllevará una nueva subida del desempleo hasta situarlo en el 28 % y una grave reducción de los ingresos que traerán, en esa espiral terrible, menos demanda interna y más empresas que desaparezcan.

Nada ha cambiado, solo que en lugar de estrangularnos de golpe lo harán lentamente.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

El Gobierno se humilla ante el chantaje del separatismo catalán

“ Un apaciguador es alguien que espera que el cocodrilo se coma a alguien antes que a él” Wiston Churchill

Todos ellos dicen NO al Especismo

A algunos ciudadanos en China: Perros y Gatos también aman sus vidas

Andalucía, una ocasión para la izquierda

​​El ministro de Agricultura, Luis Planas, fue el orador invitado por la Agencia de Noticias Europa Press en su último Desayuno Informativo

Observaciones singulares

No basta con hablar de encuentros, es necesaria una mayor discriminación de los contendios tratados

Mantenerse en sus trece

Es triste contemplar la terquedad y cabezonería de los políticos y su incapacidad de dialogar ni de buscar puntos de encuentro
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris