Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Columna de opinión  

La clave está en Irán

Luis Del Val
Redacción
martes, 1 de agosto de 2006, 09:03 h (CET)
El patio trasero de Estados Unidos no es Hispanoamérica, sino que lo comparte con la Unión Europea, y se sitúa entre Palestina y Argelia, pasando por Irán. Se trata de un arrabal incómodo, lleno de adversarios, organizado en dictaduras teocráticas, y en el que hay una especie de isla democrática que se llama Israel. Israel es un país sitiado por antagonistas, victima constante del terrorismo islámico, lo que le hace perder los nervios y contestar con una especie de terrorismo oficial y ortodoxo, donde los terroristas llevan el uniforme de un ejército regular.

Vivir en Jerusalén no es lo mismo que tener el domicilio en Detroit o en Estrasburgo, y las opiniones sobre las acciones-reacciones del Gobierno israelí son diferentes según donde se viva, de la misma manera que el cocinero tiene un punto de vista diferente del de la ternera.

Hay periodos menos tensos, relativamente tranquilos, nunca sosegados, y, otros, agitados, violentos y horribles, como el que estamos viviendo durante estas semanas.

Puede que la clave esté en Irán. La dictadura iraní pretende enriquecer uranio, jurando por el Niño Jesús que no lo empleará para fabricar armas nucleares, y en Estados Unidos, como saben que no creen en el Niño Jesús, pues no se lo creen ellos tampoco. Ha habido intentos diplomáticos de diversa naturaleza para intentar convencer a los dictadores iraníes de que no sean malos chicos y no jueguen con el uranio, que luego las manos van al pan -ácimo o no- pero los intentos han fracasado.

La guerra, como dijo el cínico, es la continuación de la diplomacia por otros procedimientos. Y existe la fundada sospecha de que el bombardeo de Líbano, cuyo objetivo aparente es terminar con los terroristas de Hezbolá, sea algo más: una especie de advertencia a Irán, de seña, de guiño inamistoso, de advertencia sobre lo que podría suceder cuando fracasen todos los intentos diplomáticos.

Noticias relacionadas

La Orden del Mérito Civil, recompensa para los embajadores

Se concede por la relevancia de los servicios civiles prestados al Estado español

Santa Bárbara

Todo el mundo se acuerda de Santa Bárbara cuando truena

Desconfianzas y absurdos

La pobreza extrema crece en muchas partes del mundo

¿Juzgamos la rebelión catalana o la unidad de España?

“Seremos tan fuertes como unidos estemos y tan débiles como lo divididos que estemos” J.K. Rowling

La Gloria de Nanawa, ochenta y seis años después

Hace ochenta y seis años, un soldado de nombre e historia prohibida cambió el curso de la última guerra sudamericana
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris