Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   La tercera puerta   -   Sección:   Opinión

La doble moral de la derecha española

Jabier López de Armentia
Opinión
lunes, 31 de julio de 2006, 08:55 h (CET)
Poco tienen de diferente, hoy por hoy, la derecha española y la administración americana. Triste es ver cómo el discurso del Partido Popular se impregna de una doble moral que tiene su más directo homólogo en la política estadounidense. Una doble moral que se asienta en el Partido Popular paso a paso, creando una doble lectura a su vez en el discurso de este partido, heredero político de la más arraigada restauración y ultraderecha española.

El sábado día 29 de julio de 2006 nos ha dejado sobre la mesa otro ejemplo más de la doble moral “popular”. El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, ofició la boda entre el responsable de "Asesoramiento de Gays, Lesbianas y Transexuales de la Comunidad Autónoma de Madrid", Manuel Ródenas, y el militante del Partido Popular, Javier Gómez, teniendo de especial este enlace ser el primero entre personas del mismo sexo oficiado por el Alcalde de Madrid.

Dejaría de ser relevante esta noticia si no fuese por la obsesión “popular” de anclarse en el pasado, de mirar atrás antes de mirar hacia adelante, de ser el único partido que sigue rindiendo homenaje y servicios a personajes deshonrables de la historia española. El PP ha entrado en una dinámica ultraconservadora que les augura, y ojalá tenga razón, el más profundo de los ostracismos políticos.

Hablo de doble moral porque tanto Gallardón como otros tantos Alcaldes – por ejemplo el Alcalde de Vitoria-Gasteiz, Alfonso Alonso –, concejales, ediles... no sólo no están en contra de la línea política que toma su partido en esta cuestión sino que consideran, como mucha gente, que es un derecho, estando totalmente a favor de la celebración de bodas entre personas del mismo sexo.

Por tanto podemos ver cómo existe una doble moral, una doble lectura que confunde al ciudadano. ¿Es el PP un partido en contra de la homosexualidad y sus derechos o, por el contrario, respeta y está de acuerdo con los derechos de los homosexuales?. De aquí se puede desprender una doble lectura que, a mi juicio, se explica a través del “Issues”, productividad electoral. El PP ha elegido el camino de la ultraderecha, el camino de la negación del progreso y del futuro, anclándose en el pasado y recordando lo que para ellos fueron épocas mejores pero, a la vez y paradójicamente, le viene muy bien electoralmente tener una serie de cargos públicos que se postulen a favor de actuaciones progresistas, como es el caso de las bodas entre homosexuales. Gallardón, Alonso y compañía, lejos de costarles una división interna o una imagen deshonrable, les consiguen nuevos votantes. Votantes de tradición derechista pero que son un poco más abiertos a escuchar cualquier iniciativa.

La doble moral “popular” se esta asentando como un método eficaz electoralmente ya que los cargos públicos que se separan del marco establecido por la ejecutiva popular reciben mayor apoyo de la población. Prueba de ello es que el grado de adhesión de los votantes al partido desciende, mientras que el grado de adhesión a la persona sube cuantitativamente.

Evidentemente, la doble moral “popular” no sólo nace con los derechos de los homosexuales sino también con temas como la religión, la adecuación estatutaria, los pactos entre partidos, siendo estos solo un apendice de los muchos temas en los que la doble moral hace acto de presencia.

Lo más peligroso de todo es que esta doble moral "popular" se presenta como una trampa, consiguiendo nuevos votantes para el partido con la actuación de representantes como Gallardón o Alonso, entre otros, supeditandoles despues a la ejecutiva popular, una ejecutiva altamente conservadora y totalmente en contra de tales actuaciones. Una entrada fácil que a posteriori se convierte en una convivencia imposible.

Noticias relacionadas

El camino de la certeza

Nos hemos devaluado tanto que apenas tenemos fuerza para ser coherentes con nosotros mismos

Mi colegio

Una visita muy especial

¿Los partidos políticos como solución para la democracia española?

"Los partidos discuten no tanto para convencerse como para decirse mutuamente cosas desagradables.”A.Tournier.

En este Día de la Tierra, exige la libertad de Siwatu-Salama Ra

Enfrenta la posibilidad de ir esposada al hospital y de no poder amamantar a su hijo

Al Presidente del Barcelona CF

Carta a Josep María Bartomeu
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris