Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Entre tú y yo   -   Sección:   Opinión

El valor de una vida

Juan Luis Lara
Juan Luis Lara
sábado, 29 de julio de 2006, 22:06 h (CET)
Circula por ahí un chiste algo macabro que narra una cena ofrecida por Bush y Blair a numerosos representantes diplomáticos occidentales. En un momento dado, el presidente de Estados Unidos toma la palabra y dice: “Queremos anunciar que estamos preparando una nueva guerra, en la que tenemos previsto matar a 6.000 árabes y dos médicos”. Extrañado, uno de los comensales pregunta: “Disculpe, presidente, pero, ¿por qué dos médicos?”. Blair guiña el ojo a su colega texano y le susurra: “Te dije que así nadie preguntaría por los árabes”.

Algo muy parecido está ocurriendo actualmente en el Líbano. Leo en el diario Siglo XXI que los ataques israelíes han acabado con la vida de alrededor de 600 civiles libaneses, según las estimaciones del gobierno de Beirut. Mientras, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas ha expresado su consternación por la muerte de cuatro observadores internacionales y exige a Israel una investigación exhaustiva para conocer las circunstancias en que se produjo el bombardeo al emplazamiento de los destacados de la ONU en la localidad de Khian. Sin duda, unas vidas valen más que otras.

Este fenómeno de tasación vital no ocurre sólo en las guerras. Si un barco con turistas franceses se hunde en la costa gala y mueren veinte personas, nos parece una tragedia. Pero cuando son inmigrantes africanos los que naufragan en su intento de llegar a Europa en busca de una vida mejor –de una vida- pasamos rápido la página del periódico para que la desagradable no nos amargue el desayuno y continuamos leyendo la información deportiva.

No sé si es una cuestión de naciones, continentes, razas o religiones, en definitiva de cercanía psicológica, pero lo cierto es que la muerte televisada sólo nos afecta cuando cae uno de los nuestros. Habrá que preguntarse entonces quiénes son “los nuestros”.

Noticias relacionadas

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XXXVIII)

¿Quizá fuese eso lo que pretendía para sus “hijos” el marqués emérito de Peralta, don Josemaría Escrivá de Balaguer Albás y Blanc?

¡Alerta roja! España en peligro por el avance separatista

“Ríe de tus lágrimas mientras las lloras” Mark Manson.

La injusticia no es inmune

"Nos corresponde hacer del mundo un lugar para todos"

La soberanía judicial española

“ Deducir que el delito de rebelión supone una exoneración del mismo, solo por haber denegado dicha Corte la euroorden del Tribunal Supremo que pesa sobre el fugado Puigdemont para el delito de rebelión, es una falacia más de los independentistas catalanes”

Milagros

Casi todo el mundo cree que los milagros son el resultado de aplicar fórmulas mágicas o de la intervención directa de Dios
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris