Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Cine
Etiquetas:   Crítica de cine  

Poseidón: Al límite del bodrio

Gonzalo G. Velasco
Gonzalo G. Velasco
domingo, 10 de septiembre de 2006, 19:48 h (CET)
Wolfgan Petersen es un director que tanto sirve para un roto como para un descosido. Dos películas tan contrapuestas como Air Force One, aquel arrebato patriotero que oscilaba entre la comedia no buscada y el cine de acción, y Troya, una de las mejores películas de la remitente moda neohistórica, así lo prueban. Pero si hay un territorio cinematográfico en el que el realizador alemán se mueve como pez en el agua, ese es precisamente el agua. Poseidón, tras El Submarino y La Tormenta Perfecta, da buena cuenta de la predilección de Petersen por las gestas acuáticas, aunque en ningún caso, supone un broche de oro a la trilogía.

Teóricamente, la película es un remake de La Aventura del Poseidón (Ronald Neame, 1971) Aquel film, protagonizado, entre otros por Shelley Winters y Gene Hackman, se inscribía dentro de la corriente conocida como “cine de catástrofes”, su versión posmoderna, en cambio, se inscribe dentro de lo que podríamos llamar “cine catastrófico”, un género soporífero y anodino donde conviven, en plan Gran Hermano, bodrios tan espeluznantes como, Van Helsing, Matrix Revolutions, o las tres recientes precuelas de Star Wars.

Lo que salva a Poseidón del desastre absoluto es, por un lado, que dura mucho menos que estas horribles películas, y por otro, que dada la cantidad de agua que contienen la mayor parte de sus planos, llega en el momento oportuno y puede hasta resultar refrescante. Ambos factores hacen que el film, pese a estar cuajado de tópicos, diálogos absurdos, personajes imposibles y heroísmo de todo a cien, no despierte tanta antipatía como otros productos similares, una sensación que la relativa austeridad en el uso de efectos especiales de síntesis, así como alguna que otra secuencia de crueldad insólita en este tipo de estrenos, contribuye a reforzar.

Con todo, Poseidón no trasciende su carácter simpático y termina por hundirse en un tratamiento efectivo pero rutinario de la acción, en un desprecio deliberado por la psicología de los personajes (que evita sentir cualquier tipo de emoción respecto a su destino), y sobre todo, en la ausencia de un casting estelar capaz de desviar la atención de los aspectos antes mencionados. Menos mal que, al ritmo que lleva esto de los remakes, la versión de la nueva versión no tardará en llegar. Esperemos que entonces todo salga mejor.

Noticias relacionadas

La cara oculta de los Oscar: así son de rentables

Las estrellas nominadas a mejor actor ganan un 20% más en su siguiente papel

Cinco películas inspiradoras en la lucha contra el cáncer y su papel en la psicooncología

Ver películas que abordan el cáncer desde un punto de vista positivo resulta beneficioso para los pacientes y sus allegados

Por qué la película 'Roma' desconcierta al público masculino

Estrenada por Netflix en diciembre

La Muestra de Cine de Lanzarote clausuró su octava edición con casi 1.700 asistentes

'La imagen que te faltaba', de Donal Foreman, obtuvo el Premio a Mejor Película, tras una innovadora deliberación pública

La película 'Le temps des égarés' de Virginie Sauveur gana el Premio a Mejor Película en el Zoom Festival

Attila Szász obtiene el Premio a Mejor Dirección por 'Örök tél'
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris