Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Columna de opinión  

Así no hay manera

Andrés Aberasturi
Redacción
sábado, 29 de julio de 2006, 16:21 h (CET)
La verdad es que el hecho más o menos anecdótico de que el presidente del Gobierno utilice un avión oficial para llevar a su hija de campamento a Londres, no es de las cosas que me quite el sueño; menos aun, si ya puestos, aprovecha los asientos libres y se va con su otra hija, su señora y la madre de su señora para hacer unas compras de nada ahora que el mundo está de rebajas. Me preocupa más que un ministro -y socialista- diga que el presidente no es como el resto de los mortales: a ver, un presidente puede hacer dos cosas: negociar con ETA y llevar a la niña a que aprenda inglés; en la primera claro que no es un ciudadano normal, en la segunda, malo sería que lo fuera.

Pero no deja de ser una anécdota frente a la noticia que nos adelantaba el diario "ABC": la llamada que avisó a Elosúa de que la Audiencia Nacional andaba tras sus pasos, pertenece a un móvil nada menos que de la Comisaría General de Información, o sea, de la sección policial dedicada casi en exclusiva a la lucha contra el terrorismo y que, por cierto, hoy dirige el comisario que en las trágicas fechas del 11-M informaba a Vera (al PSOE) de cómo iban las investigaciones y que, más por cierto, "limpio" en cuanto tomó posesión del nuevo cargo que hoy ostenta - por cierto, sin ninguna experiencia conocida para ello- limpió, digo, la Comisaría de General de Información sustituyendo en muchos casos a quienes de verdad sabían de qué iba aquello por personas de eso que se ha dado en llamar "de su confianza".

Si se confirma lo investigado por la Guardia Civil y la llamada que anunciaba la redada contra red de extorsión de ETA salió de un teléfono de esa Comisaría, una de dos: o somos un país un europeo y serio o no lo somos, lo cual traducido quiere decir: o aquí ruedan cabezas y se investigan a fondo las responsabilidades jurídicas y políticas, o no pasa nada y la cosa se queda en un cabreo de la oposición, una pregunta en el Congreso y un par de columnas. Me temo que es más posible la segunda hipótesis que la primera y ojalá me equivoque.

Es que no se trata de algo más o menos intrascendente, es que aquí no hay una utilización dudosa de un avión oficial para llevar a la niña de campamento; es que aquí nos jugamos no ya la independencia del poder judicial sino el entorpecimiento deliberado de la instrucción de un juez de la Audiencia Nacional por parte del ministerio del Interior y eso son palabras mayores, un caso que, insisto, de confirmarse, sería absolutamente incompatible con una democracia seria y un Gobierno fiable. Pero tranquilos, ya verán como ni el Gobierno sabía nada, ni el ministro estaba enterado y el famoso soplo fue una iniciativa privada y personal de cualquier inspector que pasaba por allí y que será debidamente apartado del servicio. Y así no funciona ni un "proceso de paz" ni un estado de derecho.

Noticias relacionadas

Abandonados y denostados aquellos que se sacrificaron por la democracia

La muerte no es la mayor pérdida en la vida. La mayor pérdida es lo que muere dentro de nosotros mientras vivimos.” Norman Cousins

Jacinda Ardern le demuestra a Trump qué es el liderazgo

El presidente Trump llamó a la primera ministra de Nueva Zelanda para expresarle sus condolencias

El Día del Padre Gitano

La familia es la piedra angular de nuestra existencia

Mucho después del ultimátum

Caminando sobre el alambre más largo de la historia

Donde se habla de un poeta, dispuesto cambiar el mundo

“El camino del Infierno está empedrado de buenas intenciones” Refrán español.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris