Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Columna de opinión   -   Sección:   Opinión

Los linces no comen cárteles

Antonio Pérez Henares
Redacción
sábado, 29 de julio de 2006, 09:40 h (CET)
Me conformaría con que una parte de la población urbanita y asfáltica, presuntamente concienciada en la conservación y defensa de la naturaleza llegara a cuestionarse, al menos, estas cuatro cuestiones que les planteo a continuación. Con solo ello, habríamos dado un gigantesco paso.

LOS CIERVOS NO HABLAN. BAMBI HASTA POR LOS CODOS. DISNEY MIENTE
La falsificación de la vida natural, la conversión de su devenir y supervivencia en una sarta de cursilerias cargadas de memas moralinas ha dado lugar a una asumida y barata filosofía de consumo masivo, el "disneyecologismo" basado en el amor universal y fraternal entre todos los animales tan solo perturbado por algunos hombres malignos y algunos otros bichos malos. Tergiversa desde la raíz hasta el fruto toda su verdad, su belleza, su salvajismo, su amoral, aunque homicida, inocencia e impide la comprensión a millones de urbanitas cada vez mas desconectados de ella pero que, asumiendo tales sandeces, y la de la incontable caterva de seguidores, como manual y pensamiento, se autoestiman por ello como los grandes y avanzados amantes de la naturaleza y de los animales .

LOS LEONES NO COMEN MANI. NO SON AMIGOS DE LOS JABALÍES NI DE LOS ANTÍLOPES
La división en buenos y malos de mundo animal, el ocultamiento de su esencia y de su realidad cotidiana, para eliminar de la vista sensible los comportamientos "no políticamente correctos" de los pobres bichos, sean mamíferos carnívoros o predadores alados, implica, más allá de la ignorancia y la estupidez que en si mismo supone, una perversa manipulación y un auténtico lavado de cerebro.

LOS LINCES NO COMEN CARTELES
Ni se alimentan de radiotrasmisores, ni sobreviven a base de discursos. Comen, casi exclusivamente conejos. El exquisito felino está enganchado al conejo. Y como los conejos han desaparecido casi por completo de muchos lugares debido a la mixomatosis y a la hemorragia vírica y no se han llevado a cabo políticas de repoblación necesarias, pues los linces han pasado de unos mil por los años 80 a menos de 200 en la actualidad. Eso si protegidísimos durante estos últimos 25 años. Y pregonados por doquier. Pero muertos, literalmente, de hambre. Porque eso ha sido, nos hemos gastado millones en estudiar sus heces pero los hemos dejado morirse de hambre.

PARA COMER JAMON NO HAY MAS REMEDIO QUE MATAR COCHINOS
Y quien dice jamón dice pechuga, o filete o bonito en escabeche.

Y nada más, con esto basta y sobra para abrir una rendija y que la imagen de la sociedad sobre la Vida natural no sea la de un dibujo animado o, como ahora nos pretende hacer ver la Narbona: la de una postal.

Noticias relacionadas

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.

El acto del reconocimiento de gobiernos

Las principales doctrinas sobre reconocimiento de gobiernos

Alcoa y el abandono de Asturias

El presente y el futuro industrial y económico de Asturias están en el aire

Hacia la caverna

El oscurantismo sigue siendo demasiado moderno

Equidistancia

Entender la vida como una confrontación permanente es algo terrible. Supone enfrentarse a cada una de las facetas de la realidad con un pensamiento dicotómico
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris