Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Columna de opinión   -   Sección:   Opinión

La intuición de Zapatero

Fermín Bocos
Redacción
viernes, 28 de julio de 2006, 13:14 h (CET)
Descartes creía que la glándula pineal era el órgano en el que residía el alma. Una creencia tan infundada como ésta sobrevivió durante siglos hasta que el doctor Stenon, tras diseccionar uno de estos órganos, concluyó -suponemos que en medio de una gran decepción- que la citada glándula no contenía ni siquiera trazas de pensamiento. Salvando las distancias, que son todas, porque pese a la postre, Descartes era René Descartes, algo parecido está pasando en nuestros días con la procelosa negociación del Gobierno con la banda terrorista ETA.

Todo gira alrededor de las intuiciones del señor Rodríguez Zapatero. La última (revelada en León en el transcurso de una conversación informal con un grupo de periodistas), le ha llevado a pensar -y a decir- que falta un año "para llegar a un momento trascendente ,decisivo sobre ETA". Cuando uno de los periodistas -con buen criterio- quiso saber a qué se estaba refiriendo, por toda respuesta obtuvo lo que sigue: "Todo el mundo se lo puede imaginar".

¿Imaginar, qué? ¿Que la vuelta de "otra" Batasuna al escenario político vasco impulsará a la banda terrorista a optar por la vía política? ¿Que los terroristas abandonarán definitivamente las armas? ¿Que el "alto el fuego" es una táctica para purgar la organización ante la sospecha de que está infiltrada? ¿Que todo esto es una gigantesca operación de imagen?

Cuando a uno le invitan a imaginar, todo es posible, pero éste proceso -que según Descartes debería residenciarse en la glándula pineal- poco o nada tiene que ver con los usos y costumbres occidentales a la hora de hacer política. Claro que mirando las cosas de otra manera poco importará el rigor a la hora de plantear las cosas porque en las mismas declaraciones que comentamos se encuentra otra perla tan o más llamativa que la anterior.

Dicen las crónicas del viaje del presidente a León que preguntado por la marcha de las negociaciones con la ETA, contestó, sonriente: "Cultivaremos el silencio, que es la mejor plataforma de diálogo". Todo un hallazgo: ha descubierto el oxímoron. Está en el camino socrático. Paciencia. Ya sabemos a dónde llevo a Descartes su imaginación; en el asunto que nos ocupa, lo que no sabemos, es a quien le tocará hacer el papel de doctor Stenon.

Noticias relacionadas

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XXXIX)

El Opus Dei no es santo porque lo sea un miembro concreto. Ni viceversa

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XXXVIII)

¿Quizá fuese eso lo que pretendía para sus “hijos” el marqués emérito de Peralta, don Josemaría Escrivá de Balaguer Albás y Blanc?

¡Alerta roja! España en peligro por el avance separatista

“Ríe de tus lágrimas mientras las lloras” Mark Manson.

La injusticia no es inmune

"Nos corresponde hacer del mundo un lugar para todos"

La soberanía judicial española

“ Deducir que el delito de rebelión supone una exoneración del mismo, solo por haber denegado dicha Corte la euroorden del Tribunal Supremo que pesa sobre el fugado Puigdemont para el delito de rebelión, es una falacia más de los independentistas catalanes”
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris