Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Columna de opinión   -   Sección:   Opinión

Silencio, se negocia

Antonio Jiménez
Redacción
jueves, 27 de julio de 2006, 10:54 h (CET)
Zapatero sugiere un apagón informativo sobre el llamado "proceso de paz". Cuanto menos se sepa de lo que se cuece entre las bambalinas de la negociación con los terroristas menos enredan las victimas y el PP. Con silencio y discreción pretende el presidente afianzar el diálogo con ETA, o sea que salvo que se filtre algo de lo que esté pasando entre los representantes del Gobierno y de la banda terrorista, las negociaciones transcurrirán en medio de un secretismo que, sin duda, romperá el primero que se levante de la mesa y, esperemos que de ocurrir ese supuesto, el primero en hacerlo sea el enviado del Gobierno ante la imposibilidad de asumir unas reivindicaciones etarras que la mayoría de los españoles rechaza. De no ser así habrá que estar preparados para lo peor: 'news, bad news' (hay noticias y son malas).

Entre el lacónico, 'no news, good news' (son buenas noticias que no haya noticias) con que Zapatero respondió en inglés, bajo el influjo aún de su placentero y controvertido viaje familiar a Londres, a la pregunta de si el "proceso" avanza conforme a lo previsto y antes de que se llegue a "esos momentos trascendentes y decisivos" de la negociación que el presidente sitúa dentro un año, justo en tierra de promisión electoral, nos encontraremos con la dura y cruda realidad que auguran, por un lado, los escritos y declaraciones del entorno de ETA y, por otro, la actitud de los pistoleros que desfilan por la sala de cristal blindado de la Audiencia Nacional: ni rendición, ni desarme, ni perdón, ni renuncia a la autodeterminación y la territorialidad, con Navarra incluida. ETA no desiste de nada por lo que ha asesinado.

El apagón informativo sobre las negociaciones a base de silencio y discreción con que Zapatero quiere rodear el "proceso", no evitará que del lado de los malos sigamos conociendo detalles de sus pretensiones y condiciones. El último comunicado del entorno etarra no deja lugar a dudas sobre las intenciones y exigencias de ETA que, por cierto, no contempla esta negociación como un "proceso de paz" tal y como lo presenta el gobierno, en la medida en que aclara que no entregará las armas, sino como el paso definitivo para el reconocimiento de los derechos de Euskal Herria fijados en la autodeterminación y la territorialidad.

A partir de ahí la banda se cubre las espaldas y advierte a los suyos sobre un eventual fracaso de las negociaciones del que, era de imaginar, sería responsable el Gobierno por prolongar el "conflicto y la vuelta a la lucha armada". Hasta llegar a ese extremo más que posible, salvo que se le conceda a los terroristas todo lo que le negaron Suárez, González y Aznar, Zapatero podrá seguir mareando la perdiz.

Noticias relacionadas

La Querulante

Cree que el mundo entero está contra él y por lo tanto se defiende atacando con contenciosos de todo tipo

Tras una elección histórica, comienza el trabajo de verdad

El Partido Republicano aumenta su mayoría en el Senado mientras que los demócratas logran obtener el control de la Cámara de Representantes

Extraños movimientos políticos que alertan de un invierno caliente

“El verdadero valor consiste en saber sufrir” Voltaire

Uno ha de empezar por combatirse a sí mismo

Obligación de vencer ese mal autodestructivo que a veces, queriendo o sin querer, fermentamos en nuestro propio mundo interno

Ataque al museo

Hay colectivos que van a terminar comiéndose las patas, como los pulpos.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris