Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Columna de opinión   -   Sección:   Opinión

El camarote de los Marx

Carmen Tomás
Redacción
miércoles, 26 de julio de 2006, 10:46 h (CET)
Parecía que en el asunto-culebrón de las opas a Endesa ya no iban a aparecer más figurantes. Pero, nada más lejos de la realidad. En los últimos días se ha sabido que el despacho de Carlos Solchaga, ex ministro de Economía y Hacienda, está por ahí asesorando a la Comisión Nacional de la Energía y a Gas Natural y a E.ON en un intento de buscar una solución pactada entre ambas empresas. La verdad es que el atasco en los despachos de unos y otros debe ser monumental a escasas horas o días de que haya un pronunciamiento oficial de la CNE sobre las posibilidades de la alemana. El ir y venir es frenético a todos los niveles. No sólo hay movida empresarial, sino también política y, como vemos, de mediación y asesoramiento. Al parecer fue Mariano Rajoy quien confirmó a su gente y también a Manuel Pizarro, con quien se vio el viernes, la entrada en escena de Carlos Solchaga.

Las filtraciones sobre las muy duras condiciones que pondrá la CNE a la eléctrica alemana son el pan de cada día. Sin embargo, fuentes conocedoras de los entresijos de la operación, aseguran que el papel del ex ministro, que el recurso al ex ministro, ha sido "obligado" ante el absoluto no saber qué hacer con el papelón que han montado desde el principio Rodríguez Zapatero, Montilla y Miguel Sebastián. Parece que los hombres de Solbes, Almunia y el dimisionario número dos de Industria, Fernández Segura, han tomado las riendas y no están dispuestos a hacer más el ridículo en Europa. Se trata de salvar la cara ante Bruselas, que en las últimas horas ha enviado incluso al jefe de gabinete de Durao Barroso para decirle a Solbes que ya está bien. Parece que el papel de Solchaga es conseguir que haya un pacto de los alemanes con Gas Natural y La Caixa y el Gobierno y que obviamente no deje fuera a la Iberdrola de Sánchez Galán. Muchos piensan que el Gobierno está ya muy débil en este asunto, el vicepresidente económico asustado y que hay que dar un giro a la situación. En medio de todo este jolgorio de discrepancias entre miembros del Gobierno y del Ejecutivo con Bruselas hay que enmarcar la petición de dimisión del número dos de Industria. Fernández Segura es un hombre de Eguiagaray y Almunia y las presiones recibidas desde Moncloa y en su propio Ministerio han acabado por agotar su capacidad de ridículo.

En las próximas horas se conocerán los detalles de la decisión de la CNE y de qué va ese acuerdo al que se quiere llegar con los alemanes. Hasta entonces, la pregunta es: ¿entrarán más personas en el camarote de los Hermanos Marx?

Noticias relacionadas

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal

Los ejes sobre los que Hitler construyó el Nazismo

La historia que sigue después es conocida, y sin embargo sus promesas nunca fueron cumplidas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris