Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Cristianismo originario   -   Sección:   Opinión

¿Qué son las zonas de muerte en los océanos?

Una vez más el ser humano es el causante de la desaparición de las especies
Vida Universal
martes, 30 de abril de 2013, 08:35 h (CET)
La revista Focus publicaba ya en 2007 un artículo titulado: “Desiertos submarinos sin vida” haciendo alusión a zonas de muerte en el mar, ¿pero a qué se referían exactamente? Sencillo, a zonas donde ya no hay peces. El cambio climático fomenta la formación de este tipo de zonas de muerte, pues las elevadas concentraciones de CO2 y el dióxido de carbono provoca la acidificación de los océanos, lo que perjudica a la calcificación de la concha de ciertos moluscos, también de los cangrejos. Además el CO2 actúa como abono para el plancton en la superficie marina, lo que hace que éste se multiplique, pero cuando muere y se hunde en el fondo marino, aumenta el consumo de oxigeno con lo que los peces mueren por falta del mismo.

Esta cadena de acontecimientos climáticos unida a la sobreexplotación de los mares, ha dado lugar a las llamadas zonas de muerte. Siendo una vez más el ser humano el causante de la desaparición de las especies, quien en todos los casos actúa de igual forma: explotación de la naturaleza, uso desmedido de sus espacios vitales y destrucción del hábitat natural. Aunque otra forma de explotación a manos del codicioso ser humano es la tala indiscriminada de selvas tropicales. Entre los años 2000 y 2005 se perdieron 27 millones de hectáreas de selva tropical, principalmente en la selva amazónica.

Tal como actúa un tumor maligno, el ser humano se expande a costa de otros órganos sin tener en cuenta lo que éstos necesitan para seguir viviendo. Otro paralelismo con dicha enfermedad también es el daño irreparable que ejerce a su paso, ya que aunque se detuviera la tala de selva tropical y se comenzara a reforestar, las consecuencias globales ya serían irreversibles.

La Universidad de California diseñó un mapa en el que se refleja el uso de los océanos a manos del ser humano, mostrando que tan sólo un 4% de la superficie marina queda libre del uso y de la influencia del hombre. Y otras fuentes como Spiegel On-line publicaba en 2008 un artículo titulado “La epidemia hombre ha infectado los océanos”, ¿cómo no ver paralelismos médicos entre la forma de actuar ser humano y un tumor maligno sobre el planeta?.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Diesel

El exceso de emisiones de los motores diésel está causando 5.000 muertes anuales en Europa

¿Hacia un Golpe de Estado en España?

¿De la III República al Golpe blando?

España encerrada en sí misma

Justo en la esquina de la calle donde me crié en Vigo había un quiosco de barrio

Una puta mierda de sentencia

La sentencia condenatoria contra él es una desgracia para todos los españoles

La conciencia, un instrumento muy útil para la vida

Cuando el ser humano fallece, la energía que ha estado emitiendo no se destruye
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris