Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

¿Puede España soportar otro año de crisis?

“El arte de gobernar generalmente consiste en despojar de la mayor cantidad posible de dinero a una clase de ciudadanos para transferirla a otra”, Voltaire
Miguel Massanet
lunes, 29 de abril de 2013, 08:54 h (CET)
Hubo tiempos en que, los que nunca fuimos lumbreras en esta ciencia tan complicada de las matemáticas y todo lo referente a los números y sus combinaciones, sentíamos envidia por aquellos que tenían la facultad de sentirse cómodos en medio de los guarismos, sin que las enmarañadas fórmulas algebraicas constituyeran obstáculo alguno para resolver cuestiones que, a nosotros, los de letras, nos parecían inalcanzables.

Sin embargo, debemos reconocer que, parte de aquella admiración por los matemáticos y los economistas, a medida que la vida nos muestra algunos de los resultados de sus complicadas investigaciones y sufrimos en nuestras pequeñas, pero importantes, economías domésticas; los resultados de aquellos laboriosos estudios; los efectos de sus doctas decisiones y los “aciertos” de sus “sesudas” predicciones; deberemos llegar a la amarga conclusión de que, en ocasiones, unas pocas onzas de sentido común y un poco del conocimientos sobre el comportamiento social de las personas, son herramientas más valiosas para afrontar una realidad tan distorsionada como es ésta, en la que nos encontramos, que todas las técnicas, parámetros, derivadas, títulos académicos y masters universitarios, atesorados por algunos de estos “genios”, curiosamente, no han servido para hacer un diagnóstico acertado de las medidas adecuadas para superar, con éxito, una crisis que ha sido capaz de hacer tambalear la economía mundial y, en especial, la de la vieja Europa.

Si hemos de hacer caso de los que entienden del tema, un país no puede crear puestos de trabajo si su PIB no sube del 1’5%. Si eso es así y las previsiones que nos anuncia la UE, confirmadas por el señor de Guindos, para este año 2013, vamos a tener un crecimiento negativo del 1’3%, por lo que nos encontraremos, un año más, en situación de déficit y en plena recesión; a una distancia de un 2’80% del PIB, que precisaríamos para que nuestra economía se reactivara y pudiera absorber parte del desempleo que, desgraciadamente, cada mes que pasa se está haciendo más insostenible. Es cierto que, el Gobierno, hace esfuerzos para cumplir con lo que se nos pide desde Bruselas, pero también lo es que durante los casi dos años que lleva en el poder, si se han conseguido algunos buenos resultados, en cuanto a la financiación de nuestra deuda; se ha recuperado la confianza de los inversores y nuestras relaciones con Europa han mejorado, también lo es que no se vislumbra una solución, a medio plazo, para la reactivación de la concesión de créditos por la banca y una fecha tope para frenar la sangría del desempleo, que ya ha llegado a los 6.200.000 parados, mientras sigue el goteo de empresas que tienen que cerrar por falta de viabilidad.

Se han revisado las previsiones del nuevo Programa de Estabilidad (2013-2.016) enviado a la UE y ahora, de nuevo, la “recuperación” se retrasa al 2014 (como sucedió en cada uno de los años anteriores en los que se nos aseguraba que terminaría la crisis y aparecerían los “brotes verdes” que nunca vimos germinar).Se habla de “perseverar en la corrección de los desequilibrios y sentar las bases de la recuperación y la creación de empleo que llegarán el 2014”. Muy bien pero, ¿por qué estas palabras nos parece haberlas oído en el pasado? sin que, no obstante, en ninguno de los casos se hayan cumplido las previsiones y seguimos en el camino descendente, cada vez más cerca del abismo, y con la bomba de relojería de una masa de personas sin trabajo, que ya alcanza el 27% de la población laboral.

Dice el Gobierno que no subirá los impuestos, entre ellos el IVA y el IRPF. Sin embargo, en este último impuesto, se olvidan de decir que se había aumentado “provisionalmente” por un año y, sin embargo, se sigue manteniendo el recargo, lo que supone que lo provisional se convierte en definitivo. Han anunciado aumentos en Impuestos Especiales, todavía pendientes de concretar y se ha hablado de Impuestos a los Depósitos que pagarán los bancos, pero no creemos que haya ningún ingenuo que se crea que éstos no lo van a repercutir a sus clientes. Incomprensiblemente, se vuelve a hablar del Impuesto de Sociedades como susceptible de ser incrementado ¿Es esta una forma eficaz para fomentar las inversiones, favorecer la productividad e impulsar competitividad? algo que tanta falta la ansiada recuperación. Para dulcificar la medida se dice que se llevará a cabo suprimiendo deducciones, sin bajar los tipos generales.

Lo positivo: parece que se creará un fondo de 40.000 millones de euros para dar créditos blandos a las Pymes, en un nuevo intento de darles impulso a todas estas pequeñas y medianas empresas que tanto han sufrido a causa de la crisis, muchas de ellas desaparecidas para siempre como consecuencia de los duros años en los que los bancos han dejado de financiarlas. Otra noticia que, si se cumple lo anunciado, parece que por el procedimiento de urgencia se va a tramitar: la Ley de unidad de mercado. Algo que, desde Europa y desde la mayoría de autonomías, se venía pidiendo para eliminar barreras y favorecer el comercio interno entre con comunidades autónomas.

No queda claro si se van a llevar a cabo medidas para la disminución del aparato del Estado, evitar duplicidades con los organismos autonómicos y sanear las Administraciones públicas, eliminando la mayoría de las empresas públicas que se han ido creando por municipios y gobiernos autonómicos, como un medio de llevar a cabo funciones complementarias, lo que ha permitido a los partidos políticos emplear a muchos de sus afiliados; sin que, hasta ahora, ninguno de los gobiernos que se han sucedido desde la implantación de la Democracia, se haya atrevido a meterle mano a semejante despilfarro de los fondos públicos.

Sin duda que, al Gobierno, le queda una papeleta difícil de afrontar si tenemos en cuenta que, como ya ha admitido, el desempleo este año no va a disminuir y, especialmente, en el caso de los jóvenes, ya está situado por encima del 57% durante el primer trimestre de esta año 2013. ¿Van a poder sostener esta situación si tenemos en cuenta que ya son 2.900.000 los “parados de larga duración” que han crecido en 515.700 personas desde el primer trimestre del 2011? Hay 700.000 españoles que llevan sin trabajar durante 4 años y un 30% de los parados llevan sin trabajar al menos dos años. Esta situación augura que, para cuando, dentro de dos, tres o cuatro años, se recupere la demanda de trabajo, esas personas, unidas a las que tengan más de 40 años, actualmente en desempleo, van a tener grandes dificultades para ser contratadas de nuevo si tenemos en cuenta la gran masa de jóvenes, muchos de ellos con estudios universitarios y de formación profesional, que están esperando acceder a un puesto de trabajo para poder enderezar su vida. ¿Se podrá mantener esta situación sin que la calle se desmande?. Una pregunta de difícil respuesta y peor pronóstico.

Más que nunca es preciso que los partidos políticos renuncien a sus aspiraciones, aunque sean legítimas, en pro de una entente que ayude a España a superar esta, extremadamente peligrosa situación, en la que estamos metidos. O así pienso yo.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Memoriosos caprichosos

Convertimos en caprichos peligrosos, lo que debieran ser ayudas documentales

Para reforzar relaciones comerciales

V. Abelenda, Girona

El Estado se lava las manos

G. Seisdedos, Valladolid

Educación trasvasada... Educación utilizada

A. Alonso, Madrid

Cataluña, cromos y culpa

V. Rodríguez, Zaragoza
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris