Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

La cosa está tranquila

Pepe López
Redacción
lunes, 24 de julio de 2006, 20:47 h (CET)
“No hay novedad, señora Baronesa” Este era el título de una canción de moda hace muchos años y decía: “La casa está ardiendo, por lo demás no hay novedad. La cosa está tranquila”. Es el mensaje que quiere trasmitir el Gobierno, aprovechando los medios de comunicación que tiene a su disposición. Prácticamente todos, en manos de periodistas “progresistas y liberales” y, por supuesto, asilvestrados.

Con motivo del 18 de Julio se nos quiere hacer creer que la pretensión del Gobierno de recuperar la memoria histórica, no tiene otra finalidad que devolver el honor a los republicanos tan perseguidos por Franco, pero que, con ello, no se rompe España.

No comprenden los voceros del Gobierno que el Partido Popular se oponga a la condena del Franquismo y del Alzamiento nacional –lo que ya hizo- o se rasgue las vestiduras ante una bandera republicana, o que se reivindique la República. Y, para colmo, hay alguno que propone “una nueva República ¡como alternativa al régimen partitocrático que todo lo invade!”

Parece ignorar, quienes tal cosa piensan, que de la República no tenemos nada que aprender y sí mucho que olvidar los españoles, porque no fué otra cosa que un régimen partitocrático que degeneró en anarquía y provocó el Alzamiento Nacional.

El 18 de Julio no fué un golpe de Estado ni una sublevación fascista contra un régimen legalmente constituido y realmente democrático, porque en aquella fecha el Gobierno
había perdido toda legitimidad y el desgobierno en España era total con su secuela de crímenes, incendios y robos, hasta el punto de que fueron agentes dependientes del Gobierno quienes asesinaron a Calvo Sotelo, amenazado de muerte en las Cortes.

Con la memoria histórica, recordando lo que ocurrió ¡hace 70 años!, no vamos a solucionar nada, sino a avivar los rescoldos de aquel fuego, a crispar más a los españoles y a enfrentar de nuevo a las dos Españas que quiere resucitar Zapatero.

Afirmar, después de los dos años de despropósitos del Gobierno, que no pasa nada, es para echarse a temblar. Después de haber transformado la autonomía catalana en práctica independencia y de entablar negociaciones con una banda terrorista para hacer lo mismo con las Provincias vascongadas, donde Eta implantará un régimen socialista, decir que no pasa nada es un puro sarcasmo.

De este modo, sin que al pueblo español se le haya dado ni voz ni voto, para transformar un Estado unitario en otro plurinacional, confederal y seguramente republicano, el Gobierno se salta a la torera la Constitución.

Constitución que no fue fruto de una Cortes Constituyentes convocadas expresamente para hacerla, sino gestada entre bastidores, con prisas, miedos, exigencias y amenazas. Y así resultó.

Si el remedio es una nueva República, apaga y vámonos. En fin, así está el panorama.

Noticias relacionadas

La Querulante

Cree que el mundo entero está contra él y por lo tanto se defiende atacando con contenciosos de todo tipo

Tras una elección histórica, comienza el trabajo de verdad

El Partido Republicano aumenta su mayoría en el Senado mientras que los demócratas logran obtener el control de la Cámara de Representantes

Extraños movimientos políticos que alertan de un invierno caliente

“El verdadero valor consiste en saber sufrir” Voltaire

Uno ha de empezar por combatirse a sí mismo

Obligación de vencer ese mal autodestructivo que a veces, queriendo o sin querer, fermentamos en nuestro propio mundo interno

Ataque al museo

Hay colectivos que van a terminar comiéndose las patas, como los pulpos.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris