Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Lupa Deportiva   -   Sección:  

Caballo ganador

Adrián Candal
Adrián Candal
lunes, 24 de julio de 2006, 23:01 h (CET)
Quién se lo iba a decir a la parroquia española, y a al gallega, no digamos, que uno de los suyos iba a entrar a formar parte del cajón de París. Del podium de la mejor carrera sobre bicicletas del panorama internacional. Y máxime echando una vista atrás y viendo la sangría que los burdos intereses de algunos han provocado al noble deporte del ciclismo. Deporte de lucha y de superación, un deporte enormemente estratégico y entretenido. Una delicia para el espectador, y que mediáticamente está cada vez más abandonado. De hecho hay cadenas radiofónicas que tradicionalmente narraban el final de etapa y este año no pasan de llevar a un mísero enviado especial a Francia. Pero esa es una lucha inútil.

Y en medio de esta marejada llegó el Tour, con más descalificados que nunca, y sin el abusón de siempre, un tal Armstrong. Y en las montañas se mostró el carácter de Óscar Pereiro, un muchacho que enseñó al mundo dónde está Mos (su pueblo), y recordó dónde está Galiza. Pereiro protagonizó en la montaña una escapada de 209 kilómetros y se vistió de amarillo dejando boquiabiertos a Landis y compañía. Fue el hombre que más veces se vistió de amarillo en el pelotón. Y si no llega a ser por la pájara de la última etapa de montaña, seguramente estábamos hablando de otras cotas.

Pero el amarillo se le marchó al gallego en el último suspiro. La contrarreloj neutralizó la diferencia de medio minuto que Pereiro tenía sobre Landis, y éste le sacó 1’ 29’’. Era de esperar, ya que en condiciones normales el americano el sacaría al de Mos mucho más tiempo. Pero en estos casos hay que quedarse con lo positivo. Hay que valorar que sólo ha habido uno mejor, que ha sido la revelación, el ciclista que más veces ha vestido de amarillo. Y que es de aquí.

Habría que agradecerle a gente como Pereiro que nos devuelvan la ilusión por deportes que a veces olvidamos, y no deberíamos hacerlo. O a Alonso, que nos ha enseñado que existe la Fórmula 1, de la que ahora todo el mundo es un supremo entendido. Y así muchos otros ejemplos. Y es que los humanos somos muy conveniencias…

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris