Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Cultura
Etiquetas:   Entrevista   Chanel Terrero   Teatro  

Entrevista a Chanel Terrero protagonista de “Flashdance. El Musical”

“Cuando salgo al escenario interpretando esa chica de 18 años, que lucha para conseguir sus anhelos, me siento muy reflejada en ella”
Teresa Berengueras
@berealsina
lunes, 16 de septiembre de 2019, 10:53 h (CET)

Durante tres semanas, en el teatro Tívoli de Barcelona, se podrá volver a ver el espectáculo “”Flashdance. El Musical”. La primera temporada del mismo ya tuvo por marco este teatro durante los meses de marzo y abril de este año y el éxito de público fue implacable, en un mes, acudieron a aplaudirlo cincuenta mil personas. Es esta una producción de Selladoor Spain, filial de Selladoor Worlwide ubicado en el Reino Unido, Europa y América del Sur. Han producido espectáculos de éxito como “Jersey Boys”, “Footloose The Musical”, “The Producers”, “Avenue Q.”, “Monty Python’s Spamalot”, “Fame” o “The Wizard of Oz” y han participado en “Moulin Rouge The Musical”, y este año estrenarán “Dolly Parton’s 9 tots The Musical” en el West End, así como “Amelie” y “Little Mis Sunshine”.

“Flashadance.El Musical” cuenta con un elenco de 28 artistas, actores, cantantes, bailarines y músicos en directo, la protagonista principal la interpreta la actriz, cantante y bailarina Chanel Terrero, una joven mujer de 28 años que vino de La Habana a Barcelona cuando sólo tenía tres años y desde toda la vida, sin saber cómo y cuándo, canta, baila y hace de actriz. Chanel interpreta a esa muchacha huérfana de padre y madre que se instala en Nueva York con el sólo deseo de triunfar en el mundo de la danza, Álex Owens, tiene 18 años y para poder estudiar, trabaja de día como soldadora en una empresa de aceros y de noche baila en un cabaret.

Chanel se siente muy cercana a la protagonista de la película “Flashdance” que vimos y cantamos sus temas en el año 1983 cuando se estrenó, película que, a día de hoy, sigue siendo un hito del cine musical, con aquellas melenas rizadas y hombreras en las americanas, y, especialmente, los calentadores de diversos colores. Su panel de triunfos: un Oscar, un Bafta, un Grammy, un par de Globos de Oro.

Chanel, joven aún, tiene una larga lista de deseos y realidades, ha trabajado en series importantes como “Águila Roja”, “El secreto del Puente Viejo”, en los musicales “Mamma Mía”, “El Rey León”, “Gran Libro mágico”, ha bailado con Shakira y muchas cosas más. Tiene una vida por delante, en esta entrevista habla alto y claro.

¿Usted es cubana?

Nací en La Habana y a los tres años vinimos a vivir a Barcelona, a Olesa de Montserrat, porque mi mamá había comenzado una relación sentimental y por eso dejamos Cuba y vinimos a Barcelona, tengo doble nacionalidad, soy cubana y española.

Ahora vamos a hablar de los que más nos interesa, habéis vuelto al barcelonés teatro Tívoli para interpretar “Flashdance, El Musical”.

Ha sido fantástico poder volver al teatro donde el pasado mes de marzo estrenamos este musical, al público, este musical, le gusta mucho. Todo el elenco lo pasamos muy bien actuando, te sientes arropado cuando notas que lo que haces gusta al público. Ver el teatro lleno te da un plus de energía, soy incapaz de expresar todo lo que siento en esos momentos.

“Flashdance” es una obra de toda la vida porque ya impactó la película cuando la estrenaron en el año 1983

Coincidencias de la vida, en el año 1983 todavía no había nacido, nací en 1991, cuando estás siempre metida en el mundo de la interpretación, de la danza y del canto, conoces películas y musicales que han marcado la historia del teatro y el cine y esta película había sido un éxito mundial. A pesar de no haber nacido todavía cuando fue estrenada siempre estuve muy bien informada sobre ella porque era la película preferida de mi madre. Cuando pasé el casting para interpretar a Álex Owens hicimos en casa una fiesta muy grande, iba a dar vida a la protagonista en el musical de la película preferida de mi madre.

¿Aprendió las canciones de la película desde que era una niña?

Las conocía todas, las cantaba siempre, creo que las sabe todo el mundo, son grandes clásicos que siempre, en algún momento de nuestras vidas, hemos cantado o tarareado.

¿Cuándo pensó o decidió ser actriz, cantante y bailarina?

No tengo una idea clara de cuando pasó, recuerdo que en casa, cuando venían familiares y amigos de visita mi madre colocaba sillas en el comedor, dispuestas como si fueran un pequeño teatro y entonces yo cantaba, bailaba, actuaba, lo hacía de una forma natural, desde muy niña, sin haber estudiado, sin haber pasado por una escuela especial, digamos que forma parte de mi ADN, lo hice desde siempre. Luego me llevaron a una escuela para que aprendiera a bailar y a cantar, pero, en casa, cantar, bailar e interpretar, lo he hecho siempre de forma natural.

¿Le fue fácil superar las pruebas para entrar a formar parte de “Flashdance”?

Las pruebas siempre suelen ser muy duras, pero lo conseguí, trabajo mucho, me entrego mucho y quería este papel, quería estar en este musical, soy muy constante en mi trabajo porque me gusta lo que hago, y siempre estoy entrenando y formándome. Tuve una enorme alegría cuando me dijeron que el papel era mío, no podía creerlo.

Usted no es nueva en el mundo de la interpretación, ni tampoco en el de los musicales, ha trabajado en los musicales “El Rey León”, “Mamma mía” el “Gran Libro Mágico”, también ha bailado con Shakira, ¿cómo fue este trabajo?

Bailé en una presentación suya, bailamos el Waku Waku, ella es una persona muy profesional, muy agradable con las personas que trabajamos con ella, pero, lo que destacaría, esencialmente, es su perfección en el trabajo. Es una gran profesional.

De todos los espectáculos musicales que ha hecho “Flashdance”, ¿es el que más le gusta?, ¿el que más le llena?, ¿el más importante?

Tengo 28 años y todo lo que he hecho anteriormente y ahora me está sirviendo para aprender mucho. He trabajado en series y he aprendido, porque todos los personajes que he interpretado me han dado mucha vida, mucha energía, tanto en el drama, como en la comedia, trabajé en “Águila Roja”, una producción que tuvo mucho éxito y mi personaje me dio mucha vida, también en la serie “El secreto del Puente Viejo”, también tuve un papel en la película de Agustí Villaronga, “El Rey de la Habana”, íbamos a grabar la película en mi ciudad de nacimiento, La Habana, y luego, por un tema de permisos, rodamos en República Dominica, trabajar en esa película y con ese director, fue una gran prueba para mí y siempre digo que volvería a trabajar con él, sabe cómo dirigir a los actores dándoles mucha libertad, un placer trabajar de esta manera, además recrearon La Habana a la perfección, soy una esponja. Ahora, cuando salgo al escenario interpretando a esa chica de 18 años que lo pasó tan mal que tuvo que luchar fuertemente para conseguir sus anhelos, me siento muy reflejada en ella, claro que sí, mucho, a mi no me ha faltado el trabajo, pero alcanzar los objetivos siempre es una tarea muy difícil o imposible.

¿Por qué tan sólo estarán tres semanas en el Tívoli de Barcelona?

Comenzamos una larga gira con el musical por toda España, estaremos en Valencia, Bilbao, Sevilla, Santander, San Sebastián, Málaga, y muchas ciudades más. Acabaremos la gira y en enero nos presentaremos en Madrid, por suerte tenemos “Flashdance” para rato. En Madrid vamos a estar en el Teatro Nuevo Apolo en el año 2020.

¿Cómo es trabajar con 28 artistas en el escenario, actores, cantantes, bailarines y con músicos en directo?

Por suerte todos lo hacemos con mucha profesionalidad e ilusión y con ensayos diarios antes de la función. No hay problemas, a todos nos gusta este musical y todos trabajamos para que todos los días sea mejor y el público salga contento del teatro, es nuestro sustento.

¿Han adaptado la obra al momento actual?

Se ha procurado ponerla al día en cosas esenciales, pero es una obra que no se ve ni antigua ni desfasada, la banda musical es tal cual, cantamos en inglés y esas canciones, todo el mundo las conoce, la actualización de la obra es más técnica que de imagen, pero el público ve el musical teatral de “Flashdance”. Hay toques actuales pero no se aparta del momento en qué nació.

¿Su nombre, Chanel, es cubano?

En Cuba la gente tiene mucha imaginación para poner nombres a sus hijos o tratarse los unos a los otros y no hay un esquema ni tradiciones concretas en cuanto a poner nombres que nos identifiquen. Me llamo Chanel por Coco Chanel, mi madre, estando embarazada, leyó la historia de Coco Chanel, le impresionó mucho y dijo que si iba a tener una hija le pondría de nombre Chanel, una mujer muy luchadora, y a mí me gusta mucho llevar su nombre.

¿Acudir a los castings es lo más duro de su trabajo?

Los castings son duros pero creo que los ensayos son más difíciles, más intensos. Para mí los ensayos requieren mayor atención.

¿Sigue pensando que quiere actuar con Almodóvar?

Si, sigo pensando en que llegará ese día en que me llamara para darme un papel, lo creo, y siempre acudiré a una llamada suya o a una prueba suya. Al ser morena sé que, por mi perfil físico, no siempre encajaré, pero con Almodóvar estoy convencida que llegará ese día en qué trabajaré con él, nunca ha hecho un musical y quizá lo haga y yo pueda entrar en ese proyecto o pueda trabajar en un papel dramático, el drama se me da muy bien, y no quiero encasillarme ni que me encasillen en hacer un tipo de trabajo, soy actriz, soy cantante y bailarina, y encajo en todas las posibilidades laborales.

¿Ha pensado en trabajar fuera de nuestras fronteras?

Hice un casting en Nueva York para un proyecto muy ambicioso, no la pasé pero tengo todas las puertas abiertas para abrirme camino allí donde haya un buen trabajo, soy joven y tengo muchas ilusiones, trabajo mucho y espero que las puertas se vayan abriendo, seguiré luchando, a donde sea, y si es fuera de nuestras fronteras, también.

¿Cómo es su relación con Cuba?

Muy buena, de pequeña iba con frecuencia, ahora, al trabajar, se hace más difícil ir, me gusta mi país, y me escapo cuando puedo, aquí escucho su música, y siempre me acompaña, especialmente, la música del grupo Orishas.

Vive en Madrid y su familia en Barcelona, ¿por qué?

De pequeña, en Olesa de Montserrat, me lo pasé muy bien, era un pueblo pequeño con muy buen ambiente, las niñas jugábamos por la calle y me sentía muy libre. Luego, al empezar a madurar en mi proyecto laboral, y aunque hablo bien el catalán y soy de Barça, marché a Madrid en busca de más posibilidades laborales. Cuando puedo acudo a ver a mi familia, ahora que trabajo en Barcelona les veo todos los días. Trabajar en el mundo del espectáculo tiene cosas positivas y otras que no lo son tanto. Yo veo siempre las primeras, soy una mujer positiva. 

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Crónica V: animar la realidad

Una película que pide ser vista, difundida, comentada, compartida. Aspira y alcanza la transparencia en sus ideas y forma, quitando suavemente velos a lo difuso, escurridizo, mórbido de un terror penetrado en todas las esferas de la vida, al que dota de un contrarrelato de resistencias íntimas

Crónica V: salvajes sin alma

Tener o no tener alma, ser o no ser percibido como humano, como igual, determina si los crímenes cometidos contra un pueblo adquieren el rigor (también lingüístico) de asesinatos, de barbarie, o si el relato se ubica en el control demográfico de especies, digamos, exóticas y peligrosas

Crónica IV: Extraterrestres de andar por casa

​ ​El elemento extraterrestre, además de simbólico y plagado de resonancias lingüísticas en las posibilidades de análisis del film, conecta con el uso esporádico pero llamativo de los elementos del fantástico en parte del cine autoral

“Esta obra reivindica la defensa de la mujer ante sus maltratadores”

Entrevista a la actriz Marta Guzmán

Crónica II: el malestar en el bienestar

Vivarium (Lorcan Finnegan) prolonga una fascinante corriente de cine del enclaustramiento: personajes atrapados en espacios que se vuelven infranqueables, convirtiendo los lugares —o los no-lugares—, en entidades con voluntad propia
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris